La semana de los jujeños empezó con una medida que para muchos es extrema, pero para Gerardo Morales es «necesaria». Es así que el Gobernador de Jujuy decretó la obligatoriedad de la vacunación contra el coronavirus para todos los empleados públicos.
Las críticas fueron muchas e inmediatas, pero eso no hizo que el primer mandatario cambie su decisión. De hecho, 48 horas después salió a ratificarla. «Hemos dispuesto un decreto que obliga a todos los empleados públicos a vacunarse. Hubo mucho debate con quienes están en contra de la vacunación, pero ya hay una ley que así lo dispone, la 27.491, que establece la obligatoriedad de la vacuna, en este caso con modificaciones que surgen de otras vacunaciones como rubeola o sarampión».

Jujuy llegó a vacunar a 17 mil personas por día. Tuvo una baja llamativa que llegó a los 2500 diarios. Después volvió a subir hasta llegar a siete mil. En este momento el stock de vacunas es de 1818 mil. «Si uno mira la ola primera de muertes, hay una marcada tendencia aplanada. Hay menos ocupación de camas, estamos en un 62% y va bajando. Es un tema importante. Nos pareció una medida necesaria para los empleados de administración pública. Esto ayuda a combatir la pandemia», dijo Morales al ratificar su decisión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here