En un formulario de inscripción advertía que los alumnos serían tratados «según su sexo de nacimiento» o les darían el pase.

Al Instituto Timoteo, de Cerrillos, no le quedó otra que retirar un discriminador formulario de admisión en el que aclaraba que los docentes de la institución tratan a los alumnos de acuerdo «al sexo con el que nacieron» y que se daría el pase a quien no lo acepte.

Algunos medios decidieron usar la palabra «polémico», en vez de discriminador y troglodita.

Desde el Ministerio de Educación informaron que se retiró el formulario , por el cual se intentaba impedir el ingreso o permanencia de niños y niñas que hubieran cambiado su identidad de género, y se preocuparon por difundir que «no hubo una denuncia» formal por el tema.

El colegio evangelista, ubicado en Cerrillos, llegó a los medios nacionales. Otro papelón de la salteñidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here