Después de que se conociera una Auditoría en la que se demuestran varias irregularidades en su gestión como intendente de Rosario de Lerma, dijo: “¿Tanto miedo le tienen al Frente de Todos unido en Salta?”

El Intendente de Rosario de la Frontera, Gustavo Solís, está contra las cuerdas después de que se difundiera una auditoría que detectó millonarias irregularidades en su gestión.
Ese informe de la Auditoría General de la Provincia ya fue girado a la Procuración.

El jefe comunal aprovechó twitter para hacer catarsis y boconear un poco. Salió al cruce de la acusación hecha por el auditor Mariano San Millán, quien giró documentación vinculada a irregularidades en la contratación de obra pública al Ministerio Público Fiscal para que investigue la posible comisión de delitos.

Sin hacer mención a la acusación que alcanzaría los 100 millones de pesos, el jefe comunal preguntó “tanto miedo le tienen a un Frente De Todos unido en Salta” y colgó una fotografía donde se observa a José Vilariño, Gonzalo Quilodrán y diputados de Rivadavia San Martín y Orán.

“Tanto les molesta que nos reunamos en mi ciudad, necesitamos un gobierno con actitud y responsabilidad democrática, que no pretenda una oposición obediente y sumisa”, afirmó Gustavo Solís y subrayó que “a nuestra provincia la sacamos adelante todos juntos, pero construyendo y respetando las diferencias”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here