El Concejo Deliberante aprobó el fin de las “excepciones” al soterramiento de los cables de luz y teléfono en las nuevas urbanizaciones, públicas y privadas, que se levanten en la ciudad.

Concejales acordaron, aunque parezca mentira, hacer cumplir una ordenanza municipal vigente desde el año 2009. Este miércoles aprobaron la finalización de las “excepciones” al Código de Planeamiento que permitió a nuevas urbanizaciones, públicas y privadas, continuar con el tendido aéreo de los cables de luz, teléfono y televisión en lugar del soterrado.

La iniciativa aprobada esta semana, autoría de Socorro Villamayor, deja sin excepción y exige a todas las construcciones futuras que para la habilitación de sus planos cuenten con el soterramiento del cableado.

“La ordenanza se modificó para exceptuar al polémico barrio de Lomas de Medeiros y luego se extendió a otras urbanizaciones” recordaron desde el despacho de Villamayor y celebraron que “ahora por fin se va a cumplir”.