El transito por la ciudad cada día se vuelve mucho mas peligroso ya que los niveles de delito se incrementaron. Por las fiestas de fin de Año la policía de la provincia a través del operativo Fin de Año prevé reforzar hasta el 7 de enero los controles en el centro salteño, y algunos puntos estratégicos de la ciudad. En los barrios salteños incremento la inseguridad en los últimos meses del año. (Guadalupe Macedo)

Robos con arma blanca, motochorros, violencia de género, enfrentamiento entre bandas, acosos a mujeres, violaciones y represión policial son los principales hechos delictivos que se viven a nivel local. La población salteña vive en un estado de inseguridad donde la gran mayoría de las personas que sufren hechos delictivos no realizan las denuncias a las comisarias debido a que no obtienen respuestas a sus demandas.

Por las fiestas de fin de año, el Ministerio de Seguridad de la provincia estableció el operativo de fin de Año. El Ministro de Seguridad Juan Manuel Pulleiro, junto al secretario de Seguridad Benjamín Cruz establecieron que 3000 efectivos policiales estarán afectados al operativos, “habrá más patrullajes, controles vehiculares, comerciales y gastronómicos  a fin de preservar el orden público, impedir las conductas delictivas y  contravencionales, además de trabajar en el resguardo de la salud pública supervisando el cumplimiento de las disposiciones sanitarias vigentes por la pandemia” versa el parte de prensa de la institución de seguridad. Estos controles estarán acompañados por “patrullajes virtuales” desde los distintos lugares de videovigilancia. Este operativo se realizará hasta el 7 de enero. Los puntos geográficos en los que se trabajara con mayor rigurosidad con este plan son en el micro y macro centro de la ciudad de Salta como en barrios con mayor índice de delito.

Desde la implementación de la cuarentena obligatoria, los índices de delito descendieron de manera mínima, pero desde el mes de agosto aumentaron los casos de inseguridad en la provincia. La flexibilización de la cuarentena no trajo baja en los índices del delito, sino que se incrementaron los hechos de violencia en el centro de la ciudad Salteña y en los diferentes barrios de la provincia. Son cada vez más barrios que reclaman por seguridad en los distintos puntos geográficos de Salta.

En las redes sociales de diversos barrios salteños a diarios vecinos reclaman el robo de celulares, bicicletas, billeteras, ruedas de autos, estéreos y apelan a la solidaridad de los mismos vecinos para recuperar sus pertenencias. Son cada vez más los barrios que forman grupos denominados “vecinos en alerta”. Los vecinos se convierten en vigiladores de sus barrios, estableciendo medidas de seguridad como guardias a los lugares, pago de guardias privados, la instalación de artefactos de vigilancia, alarmas, es decir los vecinos invierten altos niveles de dinero para defender sus pertenencias dejando de lado la responsabilidad de estado del cuidado de los ciudadanos.

“Vecinos en alerta” es una organización de personas que se replica a lo largo del país donde a través de grupos de whatsApp se alertan cuando ven movimientos extraños en los barrios para que entre ellos salgan a defender sus territorios. Donde operar subjetividades, estereotipos que prejuzgan el transito de ciertas personas dentro de los barrios tildándolas de ladrones sin tener justificaciones en algunos casos y en otros evitando delitos.

Esta organización colectiva de los vecinos surge en los barrios debido a que la respuesta por la institución policial no es eficaz y muchos de ellos no confía en la institución. En septiembre vecinos de la ciudad de Salta se manifestaron a través de una caravana de autos pidiendo seguridad policial en los barrios salteños, el cual no obtuvieron repuestas.

El secretario de Seguridad de la Provincia, Benjamín Cruz, destaco que la inseguridad se incremento en diferentes puntos de la provincia. Destaco la necesidad de conocer la realidad especifica que se vive en cada barrio “Necesitamos actualizar el mapa de delito que tenemos”. Reconoció que se desconoce la realidad especifica de los casos de inseguridad en cada punto de la provincia. Sostuvo el funcionario que esta falta de datos se debe a que “la gente no está denunciando”. Mostrando la falta de credibilidad que tiene la institución policial dentro de la sociedad ya que la gente no obtiene ninguna respuesta luego de hacer las denuncias, o son mal atendidos cuando se acerca a realizarlo o deben radicar la denuncias en comisarias que son lejanas a sus domicilios debido a que deben realizar a la comisaria cercana al lugar donde ocurrió el hecho delictivo.

Desde el año 2018, Salta encabeza en el país el lugar con mayores índices de delito contra la propiedad, según el INDEC y el Ministerio de Seguridad de la Nación. Salta se encuentra un 20,4% arriba de la media nacional. También presenta un alto índice en los delitos vinculados a la integridad física, como son: robo con violencia, hurto personal, estafa o fraude, fraude bancario, agresión física, amenazas, ofensas sexuales y pedido de coimas de parte de agentes estatales de cualquier nivel, esto representa un 26,4% de personas mayores de 18 años que vivieron estas situaciones. Desde el ministerio de seguridad no se pusieron en marcha medidas que ayuden a mejorar la situación, sino que esta empeoro en los últimos meses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here