El capitán topadora, que hizo desmontar miles de hectáreas durante su gobierno, dijo en su diario que gracias a él se protegió mucho el medio ambiente.

Salió una larga entrevista a Juan Carlos Romero, en el diario del cual es dueño, así que no había muchas expectativas. Aún así fue peor de lo esperado. Nos imaginamos la cara del periodista, mordiéndose la lengua, con cada mentira exagerada del entrevistado y jefe.
No vamos a transcribir todas las mentiras, pero vamos con las más interesantes.

“Mucho antes de que se avanzara con las políticas ambientales en el país (ahora se habla mucho y no se avanza) nosotros sancionamos la ley 7070, que garantiza el desarrollo agropecuario y la protección de la floresta. Y era un ordenamiento ambiental absolutamente consistente con las legislaciones actuales y los acuerdos internacionales”.

Romero destruyó tantos bosques que el mismo periodista tuvo que decir algo: “Los de Greenpeace no lo querían mucho…” Y Romero respondió: “Son perspectivas diferentes de ver la realidad. Yo creo en el desarrollo productivo como garantía del progreso social. Greenpeace es una organización más, solo eso; pero hay otras personas en Salta que se dicen identificadas con el ambientalismo y que no creen en el desarrollo. Yo sí”.
La cantidad de hectáreas deforestadas no es una opinión debatible. Son datos. Las consecuencias ambientales, también son indiscutibles.

En otra parte también dice que gras a su gestión “todo un Pueblo recuperó el orgullo de ser salteño”.

Como gran logro le faltó poner lo de ir a pescar usando un helicóptero para emergencias sanitarias.

Y el terror de hacer detener chicos pobres, bajo la carátula de «averiguación de antecedentes».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here