«La expresidenta dijo que él era ‘un héroe de frontera’. Solo Dios sabe si ese fue el certificado de defunción de Reynoso, por cuestiones políticas. Pero las pruebas no acompañan la acusación en su contra y la velocidad del procesamiento fue meteórica» señaló su abogado. El día que Cristina lo felicitó.

 

La ex jefa de Estado Cristina Fernández había destacado en 2015 el trabajo del Juez por su lucha contra el narcotráfico y elogiaba que el juzgado tenía solo 22 empleados. Luego Reynoso dijo que fue destituido por haber sido felicitado por ella.

El 28 de abril de ese año Cristina Fernández había elogiado al juez federal Raúl Reynoso por su labor en causas vinculadas con el tráfico de drogas en el norte, en un juzgado con tan solo 22 empleados. Fue en medio de un acto, en San Martín, cuando la mandataria criticó al Poder Judicial apuntando sus dichos hacia Ricardo Lorenzetti, quien había manifestado su preocupación, días antes, por el avance del narcotráfico, en una entrevista publicada por el diario La Voz del Interior.

“En lugar de dar tantos discursos contra el narcotráfico, quienes tienen la máxima responsabilidad del Poder Judicial deberían dotar a todos nuestros juzgados federales, limítrofes, y también a los luchan aquí, en San Martín, y en otras partes, de mayor cantidad de empleados, de mayor cantidad de recursos, de mayor cantidad de elementos para que puedan hacerlo eficazmente”, había declarado la jefa de Estado destacando el trabajo de Reynoso.

“Nosotros ponemos las fuerzas de seguridad y la inversión. Esto es luchar adecuadamente contra el narcotráfico, un flagelo de carácter global que necesita que todos los poderes del Estado colaboren con su presupuesto”, decía recalcando la poca cantidad de empleados que tenía el Juzgado Federal N°2 de Orán, a cargo del Magistrado.

En la recta final de un juicio que incluyó las declaraciones de 200 testigos y una investigación que se extendió por más de un año, el exjuez federal de Orán Raúl Reynoso sostuvo que es inocente, que no hay en el expediente ninguna prueba seria de cargo en su contra y que la acusación que pesa sobre él, de liderar una asociación ilícita que protegía judicialmente a narcotraficantes y extorsionaba a empresarios, es fruto de una intriga política que encuentra su origen en el hecho de que la expresidenta Cristina Kirchner lo haya puesto como ejemplo de la lucha contra las drogas en la frontera caliente con Bolivia.

El abogado Magno señaló: «Si una persona es coimera, lo es desde el primer día. Pero Reynoso tiene más de 30 años al servicio de la Justicia. Ahora intentan manchar su nombre y su honor sobre la base de testimonios falaces y acusaciones que no han sido probadas. Pero su patrimonio no varió en los últimos 30 años».

Luego, dio a entender que la destitución de su defendido respondía a cuestiones políticas. Sobre este punto, amplió: «La expresidenta dijo que él era ‘un héroe de frontera’. Solo Dios sabe si ese fue el certificado de defunción de Reynoso, por cuestiones políticas. Pero las pruebas no acompañan la acusación en su contra y la velocidad del procesamiento fue meteórica».

«No se puede ni siquiera presumir la existencia de una asociación ilícita. El objetivo de esta acusación era la destitución del juez Reynoso; privarlo de su libertad y de su derecho a la defensa», concluyó.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here