Valentine Machado recibió el documento de manos de la ministra Gómez Alcorta y luego mostró una remera con una consigna de rechazo al uso de la X como nomenclatura para catalogar a las personas no binarias.

El presidente Alberto Fernández vivió hoy un momento muy incómodo durante el acto de presentación del nuevo DNI de género no binario, cuando una de las personas que subió al escenario para recibir el documento exhibió una remera con un mensaje de reclamo por la utilización de la «x» como nomenclatura para clasificar a quienes no se identifican con el sexo masculino ni con el femenino.

«No somos una X», fue la consigna expresada en la remera que descubrió Valentine Machado, luego de recibir el nuevo DNI de manos de la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, y de saludar al presidente y al titular de Interior, Eduardo «Wado» de Pedro.

Mientras Fernández y Gómez Alcorta leían con asombro el contenido de la remera, disimulando con una sonrisa la incomodidad del momento, una persona de entre el público levantó un cartel y a los gritos reforzó el repudio a la X.

«No somos una X, el sentimiento interno no es una X y lo quiero dejar bien claro», recriminó.

Luego de que las tres personas no binarias pasaran al escenario a recibir el nuevo DNI, el presidente se hizo eco del reclamo pero defendió el formato de la «X» para reconocer nuevos derechos de identidad de género.

«Escuchaba la queja de alguien que decía que hay otras formas y claro que las hay, seguro, están incluidas dentro de esa X que es una convención internacional que nos permite abrir derechos dentro de los límites. Es un avance, no deberíamos renegar de esto», opinó.

No obstante, el jefe de Estado reconoció que el mayor logro llegará cuando ya no haya necesidad de identificar la orientación sexual de los ciudadanos.

«Es eso lo que realmente tenemos que conseguir, lograr eso. ¿Qué le importa al Estado saber la orientación sexual de sus ciudadanos? No es lo que necesita saber. Necesita saber que si son chicos, estudien; que cumplan con plan de vacunación; que si trabajan, digan dónde trabajan; que tengan CUIL, CUIT, que paguen sus impuestos. La orientación sexual qué le importa al Estado», consideró, en una concesión hacia quienes habían llevado adelante la protesta.

De acuerdo a la normativa, la nomenclatura «X» en el campo «sexo» comprenderá las siguientes acepciones: no binaria, indeterminada, no especificada, indefinida, no informada, autopercibida, no consignada; u otra acepción con la que pudiera identificarse la persona que no se sienta comprendida en el binomio masculino/femenino.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here