Trabajadores vendedores varios aseguran que el diálogo con la intendenta y sus funcionarios está roto pues hacen oídos sordos a sus pedidos.

Aunque la ciudad amaneció con cartelería costosa realizada por la Municipalidad de Salta donde aseguran haber puesto «orden» en la ciudad, lo cierto es que trabajadores de la economía popular se encuentran sin respuestas a sus problemáticas laborales y esto se traduce básicamente a que están desde hace un mes sin trabajar y por consecuencia un mes sin el sustento diario para ellas y sus familias.

Ante una trunca reunión con funcionarios municipales, trabajadores decidieron dirigirse a las puertas de la Catedral pero como respuesta la gestión bettinista les mandó un cordón policial: «Esta es la respuesta que nos da, nos manda a la policía para enfrentar a trabajadores con trabajadores», criticaron los manteros.

Buscan respuestas urgentes a las soluciones pobres que el Municipio dice darles poniendo «orden», sancandolos con violencia: «Ni siquiera le estamos pidiendo trabajo porque al trabajo nosotros nos generamos», señalaron.

Se refieron así a una intendenta que pretende invisibilizar a trabajadores de una Salta sin trabajo y con excesiva pobreza. Una intendenta que vino para acrecentar aun más la brecha entre los que menos tienen con los que habitan los exclusivos barrios, que se enteren que estos trabajadores también existen. ««Que Bettina y sus funcionarios se preocupen de las trabajadoras y no sólo de los europeos. Quiere taparnos para mostrarles a los turistas que nosotros no existimos. Pero somos salteños, que se preocupe de los salteños y no tanto de los europeos», señalaron.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here