Cuando una banana pegada a una pared con cinta adhesiva se vendió por 120.000 dólares no todo el mundo entendió la inspiración artística detrás de la obra.

Pero un artista hambriento sí lo hizo.

Titulada “Comediante”, la obra de arte comprende un banano comprado en una tienda de comestibles de Miami y un solo pedazo de cinta adhesiva. Hay tres ediciones, dijo la galería, todas las cuales se ofrecieron a la venta.

Antes de la venta informada, el fundador de la galería, Emmanuel Perrotin, dijo a CNN que los plátanos son “un símbolo del comercio mundial, un doble sentido, así como un dispositivo clásico para el humor”, y agregó que el artista convierte los objetos mundanos en “vehículos tanto de deleite como de crítica”.

Los compradores potenciales deben tener en cuenta que no hay instrucciones claras sobre qué hacer si los plátanos comienzan a descomponerse.

David Datuna, un artista de instalaciones y performance de Georgia, despegó la pieza de arte de la pared y se la comió ante la mirada atónita de cientos de espectadores.

“No fue vandalismo, fue una representación artística de mi parte y no lo siento en absoluto”, sostuvo Datuna durante una conferencia de prensa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here