Se sancionó un nuevo marco regulatorio para la donación de órganos, que establece que todo ciudadano es donante de órganos a menos que explícitamente manifieste que no tiene esa voluntad. 

La Cámara de Diputados de la Nación finalmente aprobó el proyecto que había presentado el senador radical, Juan Carlos Marino. La media sanción la había obtenido el 30 de mayo último, que es el Día Nacional de la Donación de Órganos.

Con la flamante ley todas y todos los ciudadanos argentinos mayores de 18 años pasan a ser donantes automáticamente, con excepción de aquellos que afirmen oficialmente que no quieren ceder sus órganos.

El texto se impulsó luego del caso de Justina Lo Cane, una niña de 12 años que falleció el año pasado a la espera de un trasplante de corazón. La votación por unanimidad contó con la presencia en el recinto de la madre y el padre de la niña.

«Según las cifras del Incucai, hay 7736 personas que esperan un trasplante de órganos, de los cuales 250 son niños y adolescentes. Otras 2.961 personas están en lista de espera un trasplante de tejidos. Además, 3 mil esperan un trasplante de córneas y unas 30 mil personas están en diálisis», consigna La Nación.

1 Comentario

Comments are closed.