Condenaron a 11 y 15 años de prisión a dos hombres acusados de abuso sexual perpetuado contra menores. El primero abusaba de su hija, mientras el segundo de sus tres sobrinas.

Las identidades de los sujetos fueron resguardadas, así como la de las víctimas.

El primer caso era el de M.V.H.G. (38), quien fue condenado a 11 años de prisión luego de que se lo encontrara culpable del delito de de abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo.

Desde que su hija tenía 9 años comenzaron los abusos a espaldas de la madre, y todo se supo luego de una discusión entre la muchacha y el padre, ahí fue que lo acusó de las vejaciones que ya tenían varios años. Las violaciones sucedían en horas de la noche, mientras la madre dormía y cuando no se encontraba en el domicilio. La menor contó además que su padre le daba pastillas que le provocaban vómitos, para que no quedara embarazada.

El segundo caso, todavía más aberrante, terminó con la condena de J.E.O. (51) a 15 años de prisión luego de que se lo hallara culpable del delito de abuso sexual, abuso sexual con acceso carnal en concurso real , abuso sexual con acceso carnal (dos hechos) y abuso sexual, ambos agravados por la convivencia, todo en concurso real.

El hombre cometía los abusos contra tres sobrinas menores de edad en circunstancias similares al caso anterior, aprovechando la soledad del hogar. En esos momentos llevaba a las menores a una pieza, donde abusaba sexualmente de dos de ellas, mientras a una tercera la sometía a plan de manoseos. En todos los casos, para evitar que las niñas contaran lo sucedido, las amenazaba con hacerles daño a otros familiares.

Para las menores damnificadas, la justicia ordenó se les brinde un tratamiento psicológico a través del Servicio de Asistencia a la Víctima.

Ambos violadores serán puesto tras las rejas del penal Villa las Rosas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here