Condenaron a Domingo Hipólito Posadas a la pena de prisión perpetua por matar a su esposa de un escopetazo en 2011 en Rosario de la Frontera. El hombre ya había sido denunciado previamente por la mujer.

El hombre mató a la mujer que ya lo había denunciado antes de que esto ocurra. Pero como casi siempre estas denuncias de violencia, no son tenidas en cuenta.

El hecho ocurrió el 24 de febrero de 2011, en la localidad de Las Antillas (Rosario de la Frontera). Ese día, alrededor de las tres de la mañana, Posadas se presentó en la vivienda donde residían su pareja y sus hijos y, tras una discusión, le disparó a su mujer con una escopeta de su propiedad. Previamente el hombre había sido denunciado por su concubina. El imputado le disparó a la mujer por la espalda, en el comedor de la vivienda familiar. Los hijos se encontraban en la habitación contigua. El deceso de Vitián se produjo de manera instantánea debido a que el disparo le atravesó un pulmón.

La Sala Tercera del Tribunal de Juicio condenó a Domingo Hipólito Posadas a la pena de prisión perpetua por resultar autor material y penalmente responsable del delito de homicidio calificado por alevosía, en concurso real con el delito de amenazas en perjuicio de su pareja, Laura del Valle Vitián. Los magistrados ordenaron que el imputado permanezca alojado en la cárcel penitenciaria local.

Posadas fue detenido pocas horas después del hecho. En el mismo acto se le secuestró la escopeta calibre 16 con la cual había disparado a la madre de sus hijos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here