En un operativo, los gendarmes contabilizaron 1.540 bolsas de soja partida para consumo animal en dos acoplados.

Asimismo, constataron un cargamento de 29.700 kilos del grano en otro transporte de carga, en presunta infracción a la Ley 22.415.

Los vehículos se dirigían hacia Salvador Mazza.

Anoche, efectivos del Escuadrón 54 “Aguaray”, desplegados sobre el kilómetro 1.466 de la Ruta Nacional N° 34, inspeccionan dos camiones con acoplado procedentes de Tucumán, los cuales trasladaban soja partida de consumo animal.

Los funcionarios, con apoyo de personal de Delitos Económicos de la Fuerza, detectaron inconsistencias en la documentación, ya que el emisor y receptor de la mercadería no se encontraban inscriptos en RUCA (Registro Único de Operadores de la Cadena Agroindustrial).

Al dar intervención a AFIP- DGA Pocitos y la Fiscalía Descentralizada de Tartagal, los uniformados interdictaron los rodado y 77 toneladas de soja, distribuidos en 1.540 bultos de 50 kilos cada uno.

En el segundo procedimiento efectuado por personal de la misma Unidad, los gendarmes llevaron a cabo el control de un tercer camión con acoplado que transportaba desde la ciudad de Tartagal, un cargamento de 29.700 kilos de soja grado tres para consumo animal sin cumplir con los requisitos suficientes para el transporte de granos, sus productos, subproductos y/o derivados para su circulación.

El Magistrado interviniente orientó el secuestro de la totalidad de la mercadería (106.700 kilos de soja), la cual quedó a resguardo de la Fuerza, por encontrarse en presunta infracción a la Ley 22.415 “Código Aduanero”. Hay tres ciudadanos supeditados a la causa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here