La Multisectorial de Mujeres cursaron carta a Urtubey por el femicidio de la docente Evelia Murillo. Se declararon desesperanzadas y enfatizaron que crear juzgados de violencia familiar para dejarlos en manos de jueces que no creen en la perspectiva de género explica el fracaso de todo lo que se anuncia.

La misiva se difundió en la tarde de ayer y aquí la transcribimos íntegramente:

 “Hace dos décadas que militamos en Salta por los derechos de las mujeres. No recibimos subvención estatal, ni hemos pedido cargos ni prebenda alguna. Dicho esto para que se entienda desde dónde hablamos. Para nosotras  cada mujer muerta tiene nombre y apellido, año y lugar, y así llevamos un modesto y sub estimado registro de víctimas. Porque no somos números ni estadísticas las mujeres. Y por eso venimos demandando políticas de estado con  perspectiva de género, que sean sostenidas en el tiempo, con convicción y compromiso, con presupuesto, con funcionarios/as idóneos/as y sensibles al género. Pero no hay caso. No se cree que sea verdad la dominación de las mujeres y la violencia de género. Por eso como dice un varón experto en estas lides, “la incidencia del femicidio está directamente asociada al grado de tolerancia que manifiesten sociedad y estado frente a la violencia contra las mujeres”[i]. También dice que en el femicidio, el hombre está convencido que si la mujer no se ajusta a la masculinidad imperante se convierte en una amenaza que hay que eliminar. Parece que lo dijo pensando en el femicida Cortez matador de Evelia Murillo. Femicida porque el concepto lo abarca en cualquiera de las dos versiones que hay hasta el momento: ya sea femicidio sexual o femicidio vinculado si es que Evelia se interpuso entre él  y otra mujer protegiendo a esta última.

 No se cree en la existencia de la desigualdad y sus riesgos y se niega el femicidio como hacía la defensa del femicida del primer caso juzgado con esta figura en Salta días pasados. No lo creen algunos/as jueces/zas, algunos/as abogados/as que deben auxiliar a la justicia, funcionarios/as que deberían evitar con políticas públicas que tantos casos se judicialicen….

Es valorable que Ud. haya ido ayer a lugar de los hechos. Pero, ¿sabe cuándo tiene sentido esto para nosotras? Cuando el gobierno ha garantizado en todo lo posible la protección de las mujeres, cuando el hecho ha sido imposible de evitar y entonces todos y todas nos aunamos en el dolor de lo inevitable. Pero no es el caso. Si se hubiera tenido convicción respecto de la realidad de los femicidios, no tendría que haber ocurrido esto para recién impedir que una maestra quede sola en el campo al cuidado de sus alumnos teniendo la institución más personal designado. Jamás hubiera ocurrido si no se hubiera esperado la proximidad de un encuentro de mujeres multitudinario para iniciar un plan de erradicación de violencia de género.

 Si no agregamos la perspectiva de género para mirar estas tragedias será un “problema de seguridad de las maestras rurales”, y no lo que es en realidad: un problema de riesgos de las mujeres en el patriarcado. Si seguimos sin ver y aceptar que la desigualdad y la violencia de género existen, no abordamos correctamente el problema y seguiremos errando en las soluciones. En las zonas rurales hay muchas vulnerabilidades y muchas víctimas; por ejemplo las niñas han sido históricamente víctimas de abusos por parte de varones –entre ellos maestros varones en cargos de personal único y escuelas albergues-. No podemos decir solo “las maestras”, tenemos que decir las mujeres; ¿o esa mujer o niña wichi a quien Evelia protegió estaba “segura”? Si no vemos y aceptamos la variable de género, jamás comprenderemos la complejidad del problema y la multiplicidad de variables que deben tenerse en cuenta al diseñar las políticas públicas.

 Mire Sr. Gobernador, si van a crear juzgados de violencia familiar y de género con gente al frente que no cree en la perspectiva de género, gente que no cree sinceramente que hay que “lograr la remoción de patrones socioculturales que promueven y sostienen la desigualdad de género y las relaciones de poder sobre las mujeres” como dice el Plan, si va a seguir proponiendo varones no sensibles al género para integrar la corte de justicia, va a vetar leyes como la de violencia sexual por mencionar algunos hechos, todo será más de lo mismo y todo el esfuerzo habrá sido vano.

Hemos asistido los últimos días a una deleznable campaña en contra del encuentro nacional de mujeres por la que personas vinculadas a la iglesia católica tratan de impedir que el gobierno abra las escuelas para que se lleven adelante los talleres y albergue de mujeres humildes. ¿Sabe qué dijeron mujeres católicas que sí trabajan por este encuentro? No es la iglesia católica la que está en contra, son católicos ricos y poderosos que quieren que nada cambie…. Nosotras estamos en el lugar correcto.

Y tienen razón. Lamentablemente esta nueva muerte de una mujer que desobedeció el arbitrio de un varón que intentaba someterla, no hace más que confirmarlo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here