Pese al fallo judicial que restituye en su cargo a la secretaria gremial, la comisión dispuso de vallas y seguridad privada para no dejarla pasar.

La Asociación Docente Provincial es un escándalo: Patricia Argañaraz se presentó hoy a trabajar, pero no pudo ingresar, pues la Comisión Directiva dispuso se vallas y de seguridad privada, para que no logre pasar.

Argañaraz había sido destituida de su cargo como secretaria gremial, pero el martes el Ministerio de Trabajo de la Nación declaró inválida la asamblea en la que se votó su destitución, por lo tanto debería ocupando ese cargo.

Con una mesa improvisada en la vereda, Argañaraz, junto a su asesor letrado y un escribano, tomó algunas medidas administrativas y luego se retiró. Dijo que no quería ingresar por la fuerza pública, tal como había hecho la Comisión Directiva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here