Rodolfo Franco médico de la comunidad wichí de la Misión Chaqueña, se refirió a la terrible situación que atraviesan en el norte provincial.

A través de la revista La Garganta poderosa el médico de las comunidades relató lo que padecen los pobladores olvidados del norte provincia.

«En lo que va de este año hemos sabido de seis niños wichíes fallecidos por desnutrición. Entre Misión Chaqueña y Misión Carboncito, a 50 kilómetros de Embarcación suman 6000 habitantes y yo soy el único médico. Los cuatro años de Mauricio Macri fueron muy duros para el interior de Salta. El gobierno de Urtubey hizo un esfuerzo enorme para que no se visibilice.

Hay un plan sistemático de exterminio planificado para que los indígenas desalojen las tierras que son suyas hace 5000 años. Saben que se quedarán para siempre a pesar de que los terratenientes de Salta intentan echarlos para poner soja. Como no lo pueden hacer con balas porque queda muy feo, impiden que se eduquen, que tengan medios para sobrevivir y mejorar en esta sociedad; niegan la comida y el agua, derechos fundamentales.

Lautaro, de un año y ocho meses, era de Tráfico y falleció en la ambulancia que se rompió cuando lo trasladaban a Embarcación. Estoy desolado, me parece de terror. Él había estado internado; pero muchas veces les dan el alta muy rápido. Priorizan internaciones cortitas: cuando mejoran un poco, los mandan a la casa con indicaciones que los padres no pueden cumplir en muchas ocasiones. Te recetan determinada cantidad de agua por día, pero quizá no tenemos acceso en toda la semana.

El mismo gobierno que no me aumenta el sueldo hace casi dos años, nos controla los diagnósticos: no podemos poner “desnutrición». El año pasado teníamos 10 niñas y niños con bajo peso y 40 con riesgo en Misión Chaqueña. Logramos que aumentaran el peso cuando empezamos a hacer ollas populares los sábados y con un merendero que levantamos con mi esposa, que es wichí.

Aplican todas las violencias que existen, es un genocidio sofisticado: hacen lo posible para que mueran por “causas naturales” como no tener agua y comida. Grito aunque sé que puede traerme problemas, pero ellos me pagan por mi trabajo de médico, no por mi ideología. Lo que pienso y siento es mío, no me lo pueden comprar.»

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here