Unos 450 trabajadores exigen al gobierno de Juan Manuel Urtubey su pase a planta permanente en la Dirección de Vialidad de Salta. Este lunes fueron citados a una conciliación obligatoria en la Secretaria de Trabajo y Empleo. Organizan una marcha y convocan a participar. (Milcíades)

Durante esta semana trabajadores viales auto-convocados de toda la provincia estuvieron apostados afuera de las oficinas de la  Dirección de Vialidad de Salta (DVS), ubicada en la céntrica calle España entre Balcarce y 20 de Febrero, Cuarto Poder estuvo presente y dialogó con ellos.

Todo indica que si sus demandas no son satisfechas los obreros llegados desde El Bordo, Gral. Güemes, Metán, San Lorenzo, Coronel Moldes, Las Moras, Guachipas, etc., sostendrán el paro activo y otras medidas de fuerza. El jueves fueron amedrentados por la policía provincial que los obligó a desistir de cocinar en una olla popular sobre la calle y ahora tienen un fondo de lucha.

Los trabajadores demandan respuestas inmediatas del Ejecutivo: que decrete el pase a planta permanente en la DVS de todos los que estén bajo convenios entre provincia y municipios; que no descuenten los días de paro; que respeten los cargos que ya vienen cumpliendo en la repartición; y que les entreguen un bono de $5000 a cada uno. Además, denuncian que el salario básico que perciben es insuficiente: 2.200, 8.200 o 10.200 pesos según el municipio donde trabajen y aseguran que la mayoría de ellos no tienen obra social ni realizan aportes, no gozan de vacaciones ni cuentan con la indumentaria y herramientas necesarias.

A la fecha existen en la provincia 33 municipios con convenios para obras adjudicados por la DVS. 8 de ellos tienen partidas anuales, los restantes 25 cuentan con partidas cuatrimestrales.

“Estamos cansados de escuchar falsas promesas de parte del gobernador, el vice y de directivos de vialidad, hace diez años que nos vienen prometiendo regularizar nuestra situación”, asegura Daniel Mamani, uno de los trabajadores activista que se organiza junto a sus compañeros. David, por su parte afirma que “el trabajo lo hacemos para vialidad. Hay compañeros que manejan máquinas de vialidad. El combustible nos lo dan ellos. O sea, trabajamos para vialidad indirectamente contratados por los municipios. Es vialidad quién paga nuestro trabajo”.

Después de que la policía amenazó con reprimirlos, los medios locales empezaron a levantar el conflicto. Nuevo Diario dedicó dos notas de su edición del viernes 17. “Se vienen varios días de lucha y como vienen compañeros de lugares alejados, no nos queda otra que quedarnos aquí y estamos haciendo un fondo de lucha para que nos apoyen”, nos explica David mientras nos enseña las alcancías. Más tarde alguien pedirá por micrófono un aplauso para “los compañeros de oficina que han hecho sus aportes”. Partidos de izquierda como el PO, PTS y MST también colaboran activamente.

“Hemos sido citados a una conciliación obligatoria este lunes 20 en la Secretaría de Trabajo y Empleo de la provincia. Vamos a movilizarnos, queremos que estén presentes todos los sindicatos que han manifestado su apoyo, todas las organizaciones políticas y sociales, y los estudiantes también”, nos relata Daniel y nos recuerda que la movilización partirá antes de las 12 desde calle España y Balcarce, donde estarán concentrados desde las 6.30 de la mañana.

Durante la semana el director del ente provincial, Gerardo Villalba, salió al cruce en distintos medios asegurando que no se trataban de trabajadores de vialidad, sino de trabajadores municipales. “Ellos dependen de cada uno de los municipios para el cual trabajan, con los cuales vialidad de la provincia hace contratos para obras”, definió el funcionario y este planteo fue refutado más de una vez por los obreros viales ante la prensa.

El jueves 16, Villalba actúo rápidamente y durante una visita “espontánea” a la legislatura explicó ante senadores provinciales cuál era su versión del caso, logrando evitar así la citación formal a una interpelación en la cámara alta. “Es imposible que pudieran ingresar a la planta permanente debido a la adhesión de la provincia al pacto fiscal”, ratificó el ingeniero frente a las cámaras de la prensa oficial de la legislatura. Versiones que circulan afirman que entre el martes y el jueves el gobernador Juan Urtubey se habría reunido con Villalba y le habría delegado la responsabilidad para resolver el problema.

“El sindicato que menos afiliados tiene está haciendo esta movida (…) porque son ellos los que pretenden que se ingrese a Vialidad un montón de gente que trabaja para municipios y no para la entidad”, afirmó para un portal web hace una semana el funcionario y con estas declaraciones que luego replicó, logró que Walter Villegas de la U.Tra.Vi se preocupara mucho por aclarar durante estos días que “no se trata de ningún conflicto entre sindicatos”.

Párrafo aparte merece Villegas. Según pudo comprender este cronista, la U.Tra.Vi se acercó al conflicto para garantizar un respaldo gremial, aceptada por los trabajadores, ahora se encuentra más o menos “a la cabeza del conflicto”. Tanto es así, que este lunes durante la reunión de conciliación obligatoria solo estarán presentes Walter Villegas, al asesora legal de U.Tra.Vi, la doctora Arias, y los representantes gubernamentales y de la Dirección de Vialidad Nacional. Paradójicamente ningún trabajador vial estará presente en la negociación.

Por otra parte y para finalizar, hay que señalar que el Sindicato de Trabajadores de Vialidad de la Provincia de Salta (Si.Tra.V.P.S.), dirigido por Rolando Ovejero y que agrupa a la mayor parte de trabajadores viales, no se ha hecho presente hasta el momento en la lucha. Por el contrario, trabajadores que son de planta permanente han colaborado con el fondo de lucha del conflicto, demostrando tener más reflejos que su secretario general.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here