El gobernador entregó ambulancias para los municipios de El Galpón, Coronel Moldes, Aguaray, El Tala, Santa Victoria Oeste e Iruya. En ese marco, resaltó que no habrá relajamiento de la cuarentena y que los controles serán más estrictos. 

 

En un acto en el Centro Cívico Grand Bourg, el gobernador Gustavo Sáenz se refirió a la continuidad de la cuarentena en Salta y anticipó que serán «implacables» con los controles.

«Vamos a trabajar y vamos a ser más inflexibles que nunca en cada uno de los municipios. Vamos a controlar con mucho mayor rigor, con mucha mayor crudeza, mucho más estrictos todavía. Porque lamentablemente somos hijos del rigor. Vamos a controlar el aislamiento y la cuarentena de aquellos que tienen todo el derecho de volver a su tierra, pero también tienen la obligación de quedarse en su casa.

En relación a la posibilidad de que los comercios vendan sus productos de manera electrónica, advirtió: «Vamos a ser implacables en las clausuras de aquellos negocios que no entiendan que solo pueden vender online. Y que no pueden haber más personas que aquellas haya determinado el comité de emergencia. En esto también nos tiene que apoyar cada uno de los intendentes».

Por último destacó que, aunque no se sumaron más casos positivos de coronavirus en Salta, siguen llegando salteños repatriados a la provincia: «Vamos a ser implacables, vamos a ser inflexibles con aquellos que no cumplen con la ley. Llevamos 20 días sin ningún caso nuevo de coronavirus, pero está ingresando gente. Gente que tiene todo el derecho que volver a su casa».

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here