Finalmente Ines Bocanera quien ya se desempeñaba como directora del Observatorio de Violencia contra las mujeres fue reelegida para representar al senado. La encargada de anunciarlo fue la senadora Silvina Avilés, profesa vulneradora de derechos femeninos.

Abilés es precisamente esa mujer que pese a ser mujer muestra no defender los derechos femeninos. Fue presidenta del bloque del Partido de la Victoria que en principio se presenta como fuerza “progre”; pero en el senado provincial de la que es miembro tiró hace apenas unos años una idea propia de una cruzada del siglo XIV que habita un arcaico monasterio medieval: aseguró que si no existiera el decreto que restringe los abortos no punibles consagrados por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, (y que luego tuvo que ser revocado por el gobernador) Salta se convertiría en “una fábrica de abortos”.

Pese a eso y pese a haber demostrado en varias oportunidades no representar los derechos femeninos, Abilés fue la encargada de anunciar que Ines Bocanera, actual directora del OVCM fue nuevamente seleccionada para continuar en su cargo. De esta manera el pedido de organizaciones sociales que solicitan una alternancia en el directorio del organismo estatal, no fue tenido en cuenta.

El senado provincial tendrá así una representante que no es aceptada por varias organizaciones pese a haber sido reelegida por legisladores. Una contradicción en sí misma. Por cierto anteriormente dos directoras que representaban a la cámara alta renunciaron y al irse evidenciaron que el organismo es más una medida cosmética del gobierno de turno que algo que propicie cambios reales y combativos contra las violencias hacia mujeres y la disidencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here