Prevención y Emergencias de la Municipalidad y la Policía de Salta darán comienzo esta semana al Operativo Abrigo. El programa que busca resguardar a las personas en situación de calle ante las bajas temperaturas funcionará durante toda la época invernal. (Aníbal Roldán)

Desde hace tres años la dependencia municipal viene colaborando con la policía en el desarrollo del operativo que comenzó en 1993. Los operarios realizan diariamente, sobre todo por la noche, un patrullaje por la ciudad y al encontrar personas en situación de calle que corren algún tipo de riesgo por el frío, las trasladan a los albergues de las comisarías.

En la ciudad existen dos albergues dispuestos a recibir a personas en situación de calle. Uno se encuentra en la comisaría de Castañares, en la zona norte de la ciudad. El otro está en la comisaría de Villa Palacios. En ambos lugares hay cupo para unas quince personas por noche.

Desde la policía se informó que ya se están reacondicionando tanto el albergue de la zona sur como el de Castañares, reparando las camas y realizando la compra de alimentos.

Cada beneficiado (por llamarlo de alguna manera) con el Operativo Abrigo recibe un café caliente, ropa de abrigo, atención médica y una cama donde descansar y protegerse del frío.

El director de Atención Ciudadana, Jorge Luna, explicó que cuando la temperatura está por debajo de los cinco grados centígrados se corre el riesgo de sufrir hipotermia.

En los últimos años el número de refugiados rondó un promedio de 1.700 personas. En caso de tener alguna patología la persona es derivada al Samec, de lo contrario se le ofrece algo caliente para tomar (taza de té, café, mate o sopa) y una cama donde pasar la noche. Al día siguiente, antes de irse desayunan y le proponen volver si así lo desean. Según fuentes policiales, por lo general la mayoría de los albergados regresa al lugar, según informó El Tribuno. En ocasiones de frío extremo (bajo cero) el Operativo Abrigo se prolonga por varias horas más, incluso hubo jornadas donde llegó a durar las 24 horas.

El matutino también detalló que en los últimos años, el promedio fue oscilante entre los 1.700 y los 1.800 refugiados en los albergues. En 2010, año recordado por la crudeza del invierno, ya que inclusive nevó en la ciudad durante tres días, se albergó a 1.792 personas. Sin embargo, ésa no fue la temporada de mayor cantidad de beneficiados, ya que en 2013 hubo 1.881.

El año pasado se destacó la noticia que afirmaba que el Operativo Abrigo es un programa utilizado casi exclusivamente por hombres. Si bien las dos comisarías poseen albergues para ambos sexos, las camas destinadas a las mujeres pocas veces se ven utilizadas.

En 2014 también se destacó la ayuda desinteresada brindada por ciudadanos salteños. Fue el caso de la organización Salta Teje y Abriga, que confeccionó diversas frazadas que fueron repartidas entre los más necesitados.

Así que ya sabe, si usted anda a la deriva porque la vida lo pasó por encima o porque por alguna razón no tiene techo donde caerse muerto por unas horas, no tema, el Operativo Abrigo vendrá por usted. Eso sí, trate de dejarle lugar a los que más lo necesitan. Si se pelea con su mujer no acuda a estos albergues, vaya a lo de un amigo, vuelva con su mamá o bánquesela.