La canasta básica subió un 2,7% el mes pasado y acumula un alza de casi el 59% en el último año.

La Canasta Básica Total (CBT) aumentó en junio un 2,7%, por lo que una familia necesitó $ 31.150 para no caer bajo la línea de pobreza, según el Indec. El conjunto de bienes incluidos en la CBT, entre ellos alimentos, vestimenta, transporte y salud, tuvo un incremento del 58,9% en el último año.
En lo que va del año, la canasta básica aumentó un 22,2%, en línea con la suba de precios general. La diferencia entre la evolución en el valor de la CBT y la progresión de los ingresos de las familias determina el porcentaje de población considerada pobre. En la última medición oficial esa cifra llegó al 32% en todo el país.
El informe del Indec señaló además de que la canasta alimentaria, es decir la que determina la línea de indigencia, también tuvo un aumento de 2,7%, en línea con el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de junio. Una familia de cuatro integrantes necesitó, entonces, $12.409 para no ser considerada indigente.
En el último año la canasta alimentaria se encareció un 58,3%, también por encima de la suba de precios general de los últimos doce meses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here