El niño más chico tiene cuatro años. Los informes psicológicos indicaron que fueron “confirmadas las situaciones de abusos sexuales, sometiéndolos desde temprana edad a manipulaciones y violencia para tapar tales escenas”.

El fiscal penal Sergio Federico Obeid lo imputará por los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante, agravado por el vínculo, la guarda y la convivencia, en el caso del menor de 4, y por de abuso sexual con acceso carnal continuado agravado por el vínculo, la guarda y la convivencia en perjuicio de sus hijos de 10 y 12 años.

Según las pruebas, informes psicológicos, médicos y testimonios, los tres menores habrían sido sometidos sexualmente por su padre. En el caso de los dos mayores, los hechos habrían ocurrido desde que tenían aproximadamente cuatro años y hasta noviembre de 2018; y en circunstancias en las que la madre se encontraba trabajando o fuera del hogar.

La denuncia fue radicada por la madre de los niños en febrero de 2019, por supuesto abuso en perjuicio de su hijo menor, quien entonces tenía 3 años. Ocho meses después, la mujer denunció que sus otros dos hijos, entonces de 9 y 11 años, habrían sido abusados también por su padre.

Los informes psicológicos indicaron que fueron “confirmadas las situaciones de abusos sexuales por parte de su padre, sometiéndolo desde temprana edad a manipulaciones y violencia para tapar tales escenas” y agregan que “además del abuso sexual, fueron espectadores de violencia física”.

Precisan también que “se trata de niños severamente traumatizados a partir de situaciones abusivas denunciadas con respecto de su padre”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here