En la sesión de ayer del Concejo Deliberante, el edil de Juntos por el Cambio, José Gauffín, presentó un proyecto de ordenanza, en conjunto con su par, Emilia Orozco, para fijar pautas respecto a los jueces de falta municipales y su jurisdicción de trabajo.
El proyecto establece que los magistrados judiciales municipales no pueden tener actividad política, comercial ni empleos privados o públicos. Así, quienes quieran ser candidatos a un cargo público deben pedir licencia obligatoria.  La Reforma Constitucional impulsada por el Ejecutivo provincial va en ese sentido y otros proyectos también acompañan este deseo de cambio. En caso de que este proyecto logre su aprobación, los jueces y secretarios de los Tribunales de Faltas Municipales que se inmiscuyan en la política local tendrán que especificarlo. Posteriormente, tendrán que pedir licencia sin goce de haberes por 30 días corridos. Aunque la actividad política no es la única que se busca limitar con este proyecto. tampoco es compatible con el ejercicio del comercio, la realización de actividad profesional o el desempeño de otros empleos públicos o privados. El principal objetivo del proyecto de autoría de Gauffín es garantizar transparencia en el desempeño de los cargos, para lograr la tan mentada calidad institucional que hoy no tenemos.
El bloque macrista espera contar con el apoyo del cuerpo deliberativo para lograr su sanción con mayoría agravaba, aunque aún se desconoce la opinión del resto de los ediles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here