El Parlamento del estado de Nueva Gales del Sur aprobó una ley para despenalizar la interrupción del embarazo, penada con 10 años de cárcel desde hace 119 años.

El aborto es legal en toda Australia después de que el Parlamento del estado de Nueva Gales del Sur aprobara este jueves una ley para despenalizar la interrupción del embarazo, penada con 10 años de cárcel desde hace 119 años.

Tras un intenso e interminable debate, que demandó más de 70 horas, la mayoría de los miembros del legislativo regional votó a favor de la medida, que generó el rechazo de grupos religiosos y políticos conservadores, como el exprimer ministro Tony Abbott.

La anterior ley en Nueva Gales del Sur, que databa de principios del siglo XX, solamente permitía la terminación del embarazo si la salud física o mental de la mujer estaba en peligro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here