Mientras continúa la protesta, el gobierno asegura que es responsabilidad de cada municipio; el presidente del Foro de Intendentes cree lo contrario.

Ya se están convirtiendo en parte del paisaje cotidiano del microcentro: un grupo de trabajadores vestidos generalmente de naranja, que protestan en el microcentro salteño, en calle España para ser más precisos.
Desde hace casi dos meses que esos trabajadores piden mejoras salariales, pasar a planta permanente, empezar a tener aportes sociales. Nada del otro mundo.

Las pocas veces que funcionarios provinciales hablaron del tema dijeron que eran los municipios los que debían responder a esos reclamos.

Ayer el presidente del Foro de Intendentes de la Provincia, Mario Cuenca, le devolvió la gentileza a esos funcionarios y afirmó que la solución tiene que venir del gobierno provincial.

Cuenca reiteró que los fondos son transferidos por el Gobierno provincial y que el municipio es un intermediario.
«En la condición en la que están los intendentes ahora no sé si alguno está en condiciones de pagar», afirmó Cuenca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here