Fue en el marco de la asunción del nuevo secretario de Hacienda Daniel Amador. Los trabajadores le exigieron certezas sobre la continuidad de sus fuentes laborales. 

Momentos de tensión se vivieron esta mañana en el Centro Cívico Municipal durante la asunción de Daniel Amador, quien reemplazará a Emilio Savoy en el cargo de secretario de Hacienda. Durante el acto, los trabajadores de la cooperadora asistencial, quienes aguardan definiciones sobre su futuro laboral desde hace un mes y medio, irrumpieron para interpelar a la intendenta Bettina Romero.

Visiblemente nerviosa ante el requerimiento de una mujer que interrumpió el diálogo con la prnsa, la intendeta atinó a decir: «Vení, parate al lado mío mi amor, pero a mí no me insultes».

La conferencia pudo continuar minutos después y la jefa comunal aprovechó para arremeter contra algunos trabajadores en tono notoriamente molesto.

«Muchos trabajaban, otros no trabajaban y eso se fue resolviendo área por área. Mi compromiso fue que en las áreas donde había gente que trabajaba realmente y cumplía una función, se les iba a renovar. Ojalá uno pudiera hacer un festival de contratos, pero la verdad es que no. El ciudadano quiere que el recurso que entra de sus impuestos, se vuelque en lo que necesitamos».

Por otro lado, agregó que: «El 85% del presupuesto son gastos corrientes. Tenemos que entender ese número. Lo cual deja muy poquito margen para invertir». A su vez, manifestó  «Venimos con una caída en la recaudación por la situación económica».

Por último, la intendenta capitalina expresó: «Un montón de gente quiere que contratemos parientes, amigos y gente que quiere que se nombre. En algún momento se tiene que unir lo que se gasta y lo que ingresa.  Acá tenemos una provincia donde se están muriendo chiquitos de hambre y hay gente enojada porque no se le renovó a la novia un contrato».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here