El empresario de la carne Alberto Samid fue expulsado ayer de Belice, adonde había huido tras negarse a comparecer en un juicio en su contra, y anoche volaba hacia la Argentina custodiado por dos policías federales, informó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.


La publicación beliceña San Pedro Sun indicó que “el fugitivo argentino Alberto Samid, de 71 años de edad, fue transportado a la ciudad de Belice desde la estación de policía en la ciudad de San Pedro bajo la custodia de los oficiales de policía de Belice y Argentina”.

El sitio recordó que Samid “había estado en detención desde el viernes 5 de abril, después de que Interpol emitió una orden excepcional para su arresto indicando que fue buscado en Argentina por evasión de impuestos y fraude”.

Anoche, antes de ingresar a la tradicional cena del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPECC), Bullrich sostuvo que Samid “intentó esconderse en un lugar que se llama San Pedro. Lo buscaron desde Belice y el Ministerio de Inmigración de ese país lo expulsó por una falta inmigratoria”.

“Consideraron que mentía al decir que era turista cuando en realidad escapaba de la justicia de la Argentina. Por eso lo detuvieron y lo expulsaron de su país”, precisó Bullrich al canal TN ,al explicar el mecanismo utilizado por ese país, que no tiene tratado de extradición con la Argentina.

El vuelo de Samid al país tiene dos escalas. Una fue en El Salvador y la otra, en Colombia; luego, directo a Buenos Aires. Antes de salir desde Belice, un equipo de TN Central encabezado por Maru Duffard consiguió su testimonio: nunca admitió haberse fugado. “Me fui un fin de semana de vacaciones. Estaba muy estresado. Ahora, no sé qué pasó acá. No tengo miedo de ir preso”, afirmó.