La idea (por llamarla de alguna manera) es del Ministerio de Seguridad. Los fiscales ya pusieron el grito en el cielo.

Uno de los temas tratados este viernes por distintos fiscales es la posibilidad de disminución de consignas policiales en casos de mujeres víctimas de la violencia policial.

Esa es la idea del Ministerio de Seguridad: reducir el número de polis encargados de custodiar a mujeres que han sido víctima de violencia de género. Alguno dirá: para lo que protegen, haciendo alusión al caso de Cerrillos, donde un asesino (también policía) ingreso a la casa de su ex y la mató, pese a que había o debía haber un oficial custodiando el ingreso. Pero, aun así, la presencia de estos efectivos es necesario y en otros casos el sólo hecho de estar parados puede salvarle la vida a estas mujeres.

Los fiscales hoy pusieron el grito en el cielo. Destacaron el peligro real de una escalada de violencia agravada si se redujeran las custodias, tal como trascendió informalmente desde el Ministerio de Seguridad, asegura el Ministerio Público Fiscal en su nota.

A través de la consejera Claudia Geria, propusieron la implementación de un sistema que registre las notificaciones de las medidas cautelares dictadas por jueces de Violencia Familiar y de Género y jueces de Garantías, en un contexto de violencia de género.

Además, plantearon la necesidad de contar con pulseras electrónicas y botones antipánico para el certero resguardo de las víctimas, además de la necesaria capacitación del personal policial, para que deriven correctamente las denuncias de violencia de género a las fiscalías especializadas en la materia y no a las fiscalías comunes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here