Llegaron más de 60 al país, invitados por la Dirección Nacional Electoral (DINE) y la Cámara Nacional Electoral; la nutrida agenda incluye seminarios, visitas, cocktails y almuerzos entremezclados con la elección presidencial.

Más de 60 observadores internacionales llegaron el jueves al país invitados por la Dirección Nacional Electoral (Dine) y la Cámara Nacional Electoral para participar como veedores de estas elecciones. Si bien tuvieron una nutrida agenda desde su llegada que incluyó, entre otras cosas, seminarios, visitas al Centro Nacional de Operaciones Electorales, cocktails y almuerzos, la jornada de hoy es el día más activo.

Combis dispuestas en Cancillería y el hotel Alvear Art, donde se alojan 40 del total de los observadores, los llevan a distintos puntos de la capital y el Gran Buenos Aires para presenciar la jornada electoral. “Los invitados van a recorrer las escuelas y observar cómo se desarrollan los comicios”, describió a LA NACION Alejandro Tullio, Director Nacional Electoral.

Cuatro son los recorridos para que los invitados participen de lo que sucede en los comicios: en zona oeste visitan las escuelas públicas Nº 1, 6 y 49 de San Justo; en zona norte, los colegios Pradere en Victoria y Marín en Beccar; en zona sur, el Instituto Inmaculada Concepción en Lanús y el Colegio Santa Teresa. Otra comitiva diplomática recorre las ciudad y pasa por la facultad de Ingeniería, la de Derecho y las escuelas públicas Nº 5, 7 y 8.

La recorrida tuvo un stop al mediodía para los invitados almorzaran. La cita fue en Puerto Madero, en el conocido restaurante Happening. Por la tarde, tienen previsto asistir al cierre del acto electoral en centros de votación cercanos al hotel donde están alojados en Suipacha 1036. Alrededor de las 20 estarán en el Centro Nacional de operaciones donde esperarán la difusión de los resultados.

Dentro del programa de actividades estaba previsto que los observadores viajen a Mendoza, Tucumán y Corrientes pero a último momento no se concretó. “No pudo coordinarse. Muchos se van mañana muy temprano. Sí hubo una comitiva que viajó a Santa Cruz”, señaló a este medio Tullio.

Los observadores no cuentan con facultades fiscalizadoras. Técnicamente la figura del veedor no está prevista en la legislación argentina. Por ello es que vienen solamente en calidad de invitados internacionales. Además de los convocados por la Dirección y Cámara electoral, la fundación Estudios Políticos, Económicos y Sociales (Fepesna) trajo a 20 visitas con una agenda similar a la organizada por la Dine.

Desde la ONG Transparencia Electoral criticaron que no se haya convocado a una misión de OEA . “Estos no son observadores, son meros invitados. La observación electoral es una herramienta que requiere una logística por eso pedimos hace meses al Gobierno que invite a una misión de observación electoral a la OEA. Estas misiones hacen encuestas, entrevistas, informes técnicos y tienen acceso a todas las instancias del proceso electoral. En el momento de la elección no pueden intervenir. Pero la importancia tiene que ver con el momento previo porque acercan posiciones, llaman a la calma, hacen entrevistas elaboran un informe final con dicho informe dan cuenta de todos los problemas que observaron y hacen recomendaciones para incorporar en el sistema electoral. Quienes vinieron acá son invitados aislados que no cumplen ninguna función”, explicó Leandro Querido, director de la ONG Transparencia Electoral.

Quiénes son los observadores internacionales

Los invitados son miembros de organismos electorales del continente, expertos electorales, académicos reconocidos en la materia, dirigentes políticos y una delegación del Observatorio de la Democracia del Parlamento del Mercosur. Dentro de la comitiva hay personas de Venezuela, Perú, República Dominicana, Ecuador, Paraguay, Brasil, Bolivia, Chile, México, Costa Rica, El Salvador y Uruguay. Entre los presentes está Gerardo Sánchez García, miembro de la OEA.

Fuente: La Nación