Urtubey tiene un doble discurso según esté en Salta o en Bs As. En una entrevista con Maria O’Donell en Radio Metro dijo esta semana que está a favor de la legalización del aborto y que toda su vida pensó igual, sin embargo tiempo atrás había dicho lo contrario.

El gobernador no resiste archivo y es así que el año pasado ante una similar pregunta cuando  iba a ser tratado el proyecto por el aborto legal, seguro y gratuito en la cámara baja del Congreso Nacional sostuvo todo lo contrario a lo manifestado con la periodista porteña.
En los hechos cabe recordar que todos los legisladores nacionales de Salta votaron contra la legalización del aborto incluso el mismo hermano del gobernador, Rodolfo Urtubey.
“Soy un convencido de que tenemos que saltear la mediación de la institucionalidad en esas cosas, particularmente con el tema del aborto pienso que hay que ir a una consulta popular y que vote la gente… Yo plantee desde el minuto cero que tengo diferencias con el proyecto de ley que se presentó, y me parece que la falta de entendimiento de tratar una ley posible, el fundamentalismo de unos y otros terminó ahí, estoy a favor de la legalización del aborto. Tiene que ver con una cuestión de derechos donde la Argentina tiene que reinvindicar el bien supremo que es la libertad y desde ahí construí todo lo que tenés que construir”. El gobernador dijo que es “amigo de la libertad” y que «hay que escuchar a la gente.  ¿Por qué tomar una decisión con miedo a escuchar a la gente?».
Urtubey también llegó a decir que “toda la vida pensó igual” pero su discurso el año pasado cuando le consultaron por el proyecto era distinto:  “no es cuestión de estado en términos que la provincia deba tomar una posición. La provincia debe tomar una posición  cuando hablamos de dinero y obras… Esas son cuestiones de íntima convicción de cada legislador… en mi opinión si yo fuera legislador no votaría a favor de la despenalización, es mi opinión personal porque yo tengo la convicción de que nuestra constitución establece la vida desde la concepción. El pacto de San José de Costa Rica así lo plantea. Si nosotros planteamos que hay vida desde la concepción estamos haciéndonos cargo de la vida de alguien…”.
Las contradicciones del gobernador, candidato a la presidencia de la nación por Alternativa Federal quedan descubiertas por su propio discurso pero también por hechos concretos. Hasta el año pasado regía el decreto 1170 que restringía el aborto no punible en Salta y no se adecuaba completamente al Fallo F. A. L. de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, añadiendo requisitos que no estaban contemplados en el mismo. El protocolo establecía un límite de 12 semanas para acceder al procedimiento. Al conocerse el caso de una  nena violada y embarazada a la que no le podían practicar el aborto  en  la semana 19,  el movimiento feminista volvió a denunciar como en otros casos antes, el decreto de Urtubey. Al resultar criticado en la prensa nacional, decidió la derogación del decreto 1170, esto probablemente no habría sido posible si no fuera candidato presidencial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here