El que tiene plata hace lo que quiere.

Eso dicen y el ejemplo perfecto de eso lo tenemos en Salta.  Tiene 69 años. Fue gobernador de la provincia y actualmente es senador nacional. Esta vez se quiso ir a Europa, y nada menos a que a un casamiento. Cómo nos enteramos? Porque pidió autorización para participar de la sesión que tratará la reforma judicial desde el viejo continente y ante la posibilidad de una negativa por parte del cuerpo, advirtió que pediría licencia para justificar su ausencia. El senador primero consiguió la autorización requerida para trasladarse a Buenos Aires y desde allí a España donde se llevará a cabo el evento.

Algunos de sus pares, muy mal pensados ellos, aseguran que habría viajado a España sin tener un justificativo, en un avión privado, teniendo para ello, el privilegio de un hangar familiar. Gente como uno, vio…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here