Estaría involucrado un familiar del presidente de la Unión de Rugby de Salta en la golpiza que se dio en una fiesta.

Otra vez la violencia rugbier invade el mundo del deporte. En este caso ocurrió en Salta, donde jugadores del Jockey Club golpearon en manada a un joven de 17 años hasta dejarlo al borde de la muerte.

En la golpiza estaría involucrado un familiar del presidente de la Unión de Rugby de Salta, Carlos Martearena, junto a dos amigos.

Según comentaron miembros de la familia de la víctima, todo se dio en una fiesta en Campo Quijano, donde estaba el joven golpeado hablando con una chica. “Estaba el hermano de mi amigo en una fiesta en Quijano y estos pibes (los rugbiers) empiezan a bardearlo porque estaba hablando con una chica”, contó Santiago, hermano de la víctima.

“Uno de esos, que es pumita, le mete un cabezazo y hace que mi hermano se de de lleno contra la pared, pierde el conocimiento, se cae y ahí empiezan a patotearlo de 10″, sostuvo el hermano del joven golpeado.

Y aseguró cómo terminó: “Una prima de uno de los pibes lo conoce a mi hermano y se tira sobre él para que dejen de patotearlo, si ella no se metía era un segundo Baez Sosa”.

Además, en su cuenta de Instagram el hermano del joven golpeado dejó un mensaje: “Estos violentos ayer patearon a sangre fría de a 10 a mi hermano, inconsciente, en el piso”, dijo.

La familia ya realizó la denuncia, y está aguardando que la justicia actúe.

Sin embargo, hay otra versión, del entorno de los acusados, muy diferente. La podés leer acá.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here