El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, fue aplastado en San Pablo, y no obtuvo buenos resultados en gran parte de los casi 5.600 municipios que eligieron intendentes. Ocho días fatídicos para Bolsonaro.

La derrota del candidato bolsonarista, Celso Russomanno, ocurrida este domingo en las elecciones municipales de San Pablo y la caída de Donald Trump anunciada el 7 de noviembre dejaron de rodillas al mandatario y excapitán del Ejército. En su primer test electoral desde que llegó al Palacio del Planalto, el presidente fue aplastado en San Pablo, dínamo político y económico nacional, donde sus 12 millones de habitantes, le dijeron que no a la Alianza por Brasil.

Según los números de boca de urna de Ibope, el alcalde paulistano, Bruno Covas del Partido de la Socialdemocracia Brasileña (PSDB) se ubicó primero con el 35 % y disputará el ballottage con Guilherme Boulos, del Partido Socialismo y Libertad (Psol) que obtuvo el 25 %. El candidato del presidente alcanzó apenas el quinto lugar, con el 8 %.

Normalmente la elección paulista se considera una «elección nacional» porque marca el destino del país. Mala señal para Bolsonaro, que puso a disposición de Russomanno el aparato mediático y espiritual de la Iglesia Universal del Reino de Dios, además de los favores venidos directa o indirectamente desde el despacho presidencial, dentro de los que se incluye la tormenta de fake news disparada por blogueros posiblemente ligados al Gabinete del Odio, un ministerio clandestino que funciona en el tercer piso del Planalto, el mismo donde están las oficinas del Jefe de Estado. Con este resultado, Bolsonaro estará fuera de la pelea por San Pablo en la que seguramente participará Luiz Inácio Lula da Silva.

Aunque la derrota de Bolsonaro no tue absoluta, en Río de Janeiro, la segunda capital brasileña, su apadrinado el alcalde, pastor y cantante gospel, Marcelo Crivella, pasó al ballottage. Río es el territorio político del mandatario, que fue 28 años diputado por ese distrito, donde además tiene como aliados a las «milicias» parapoliciales.

Es evidente que en estos comicios la combinación de fake news, un electorado hipnotizado por el discurso antipetista y anti político y la proscripción de Lula, ya no están en carrera. Tendrá que sacar a relucir otras armas.

Paraguay

Tras la denuncia que alertaba sobre «una bomba en un objetivo judío», el Ministerio de Seguridad guaraní desplegó un operativo para evitar cualquier atentado. Sin embargo, en las últimas horas cobra fuerzas la nueva hipótesis que advierte sobre un señuelo para perpetrar una fuga masiva de la prisión paraguaya de Cambyretá, en el departamento de Itapúa.

El Ministerio de Seguridad de la Nación inició este fin de semana una exhaustiva investigación luego de que una denuncia anónima recibida en la Embajada argentina en el Reino Unido alertara sobre una persona que llevaría nitrato de amonio desde Encarnación (Paraguay) a Posadas (Misiones), para una bomba en Argentina en un objetivo judío. Pero tras las primeras averiguaciones, comenzó a cobrar fuerza una hipótesis, que cambió el rumbo de la investigación: se trataría de una movida de distracción para perpetrar una fuga masiva de la cárcel de Cambyretá, en el departamento de Itapúa.

Según pudo conocerse en las últimas horas, el Primer Comando Capital (PCC), organización de origen brasileño que maneja las cárceles en Paraguay y que acaudilla a buena parte de los narcos, preparaba un atentado contra la cárcel de Cambyretá, que fue desbaratado en un megaoperativo desplegado por la Dirección de Inteligencia Penitenciaria del Ministerio de Justicia de Paraguay en conjunto con la Policía Antisecuestro de Asunción. Se secuestraron 12 cartuchos de dinamita en gel de un 1,5 kg cada uno, tres tubos detonadores y rollos de cordón detonante, a bordo de un micro que tenía como destino la terminal de Encarnación. Se dice que uno de los cartuchos estaba listo para una explosión y la idea era provocar una fuga masiva. Los dos principales ideólogos del ataque serían el paraguayo Julio César Romero Torales, de 30 años, preso desde el 2016 por tráfico de marihuana en Yatytay, y el brasileño José Lucas Nolberto, de 22 años, recluido desde 2016 por asalto en Pedro Juan Caballero, jefes del PCC en la prisión sureña. Los 18 kilos de explosivos fueron incautados gracias al paciente seguimiento que hicieron las autoridades a partir de las últimas incautaciones de celulares en las requisas en los pabellones del grupo criminal PCC en las distintas cárceles.

La información daba cuenta de que se tenían que completar 40 kilos de dinamita para usarlos con un coche bomba que derribaría el muro de la cárcel. En un principio, el ataque y la fuga masiva se iban a cometer el 25 de diciembre próximo, pero repentinamente los planes del PCC se adelantaron, por lo que las autoridades también tuvieron que actuar rápidamente. Lo que desconcierta es que, según expertos en explosivos «es un sinsentido traer amonal desde Paraguay. Para atentado contra la AMIA, se necesitaron entre 200 y 300 kilos. Si uno tiene que mover un explosivo desde Paraguay, movería dinamita, trotyl o algún explosivo plástico, que son cantidades chicas.

Perú

El Congreso de Perú todavía no logró aprobar una nueva Junta Directiva para tener un nuevo presidente, en medio de la aceptación de la renuncia de Manuel Merino y las masivas protestas iniciadas tras la destitución de Martín Vizcarra. El presunto consenso alcanzado entre los partidos naufragó en la víspera, ya que la lista única encabezada por la legisladora izquierdista Rocío Silva Santisteban no prosperó y solo consiguió 42 votos afirmativos (lejos de los 60 necesarios), 52 en contra y 25 abstenciones, con rechazos de partidos que habían comprometido su apoyo, varios de ellos participantes de la vacancia de Vizcarra.

Las nueve bancadas del parlamento deberán negociar para formar otra lista de consenso para darle tranquilidad a la ciudadanía, tienen un plazo muy corto para presentar candidatos. Los congresistas tampoco lograban elegir a los tres miembros directivos que dirigen los debates. La fallida votación generó de inmediato el rechazo de una multitud de personas que se encuentran a las afueras del Palacio Legislativo a la espera de una solución constitucional a la crisis.

El Congreso debe designar a un nuevo presidente que pacifique el país, el tercero en menos de una semana. La lista del Partido Morado ha sido ya anunciada por su líder, Julio Guzmán. La candidatura de la Mesa Directiva está encabezada por el diputado Francisco Sagasti, quien acudía como primer vicepresidente en anterior propuesta fallida que lideraba Santisteban. Con esa lista unipartidaria de la única bancada que votó contra la salida de Vizcarra, la intención es dejar en evidencia la intransigencia del resto de formaciones, usando el capital político a su favor. “Con golpistas no se negocia”, dijo Guzmán, con aspiraciones presidenciales para las elecciones de abril.

Las manifestaciones del sábado dejaron dos muertos y 94 heridos, aunque los organismos de derechos humanos afirman que los lesionados son 112 y que hay una decena de personas desaparecidas durante las marchas.

Estados Unidos

Mientras tanto, en el gran país del norte un caprichoso Donald Trump insiste desde su cuenta de Twitter: “¡Yo gané la elección!”

Asegura que la Constitución ha sido atacada “como nunca antes” y dijo que los medios nombraron a Joe Biden como su sucesor antes de tiempo

Mas activo que nunca en sus redes sociales, Trump insiste en acusar a los medios de “ascender” a la Presidencia antes de tiempo al candidato demócrata, Joe Biden. El corolario es un texto de apenas cuatro palabras escrito en mayúsculas: “¡YO GANÉ LA ELECCIÓN!”. Twitter no bloqueó su lectura en el muro de inicio de Trump, sino que colocó un comentario con un signo de atención que señala que “fuentes oficiales” dieron otro resultado en los comicios. Una serie de mensaje se produce horas después de que el propio Trump asegurara que Biden ha ganado las elecciones “porque estaban amañadas”, puesto que “no había supervisores ni observadores”, insistiendo con que los comicios fueron fraudulentos.

“Todos los ‘errores’ mecánicos ocurridos en la Noche Electoral eran, en realidad, demócratas a los que atraparon mientras intentaban robar votos. Pero aquellos a quienes no atraparon tuvieron mucho éxito. Las elecciones por correo son un chiste enfermo”, insistió Trump.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here