El congreso de 3 millones de pesos promovido desde el Ministerio de Educación para contentar a un candidato gremial,  dejó un sabor amargo en los docentes quienes cayeron en cuenta que la política educativa nacional convierte a la educación técnica del secundario en instrumento de dominación de los empresarios. (Joel Amor)

La Ministra de Educación, Ciencia y Tecnología de la Provincia, Analía Berruezo desembolsó 3 millones de pesos para realizar un Congreso Nacional e Internacional de Escuelas Técnicas profesionales en el Centro de Convenciones Sur con el motivo velado de asistir a la campaña del dirigente de las escuelas técnicas Eloy Alcalá ya que no había ninguna necesidad, compromiso internacional ni plazos para realizar la actividad salvo la agenda política del gobierno.

Sin embargo, la ocasión sirvió de marco para que la referente de AMET Nacional, Sara García, embistiera duramente contra la ministra Berruezo y el propio gobernador Urtubey  acusando a los gobiernos de pretender implementar desde el secundario políticas educativas que tienden a la precarización laboral de los jóvenes y a la mano de obra esclava. Cabe destacar que Eloy Alcalá no pudo revertir el impacto de las novedades nacionales en materia de la educación para su sector y quedó tartamudeando ante los medios de prensa intentando metabolizar los conceptos que se tiraron desde su propio gremio a nivel nacional y que seguramente ni entiende ni comparte.

Con cara de circunstancia el Gobernador Urtubey y la ministra Berruezo tuvieron que soportar los durísimos términos en que la referente gremial defendió las tomas de los colegios en Buenos Aires y demonizó la línea tradicional de las escuelas técnicas donde los alumnos, a comienzos de siglo, obtenían junto al título secundario la posibilidad de formarse en un oficio.  Esta realidad de antaño no se condice con los tiempos actuales donde la creciente especialización, capacitación y estudios superiores llevan a los jóvenes rumbo a otras posibilidades laborales donde un incipiente conocimiento de herrería o carpintería a los 17 años sólo los conminan a ser obreros y de la más baja categoría.

A los avances en materia de calidad educativa en general -y en Salta en particular- donde la oferta de estudios terciarios gratuitos y su fácil acceso en toda la provincia van posibilitando la jerarquización al momento de acceder al mundo del trabajo, la nueva política nacional atrasa al punto de relegar los jóvenes sólo a oficios básicos.

Sara García amenazó con que desde la entidad “no permitirán que nuestros alumnos vayan a hacer prácticas profesionales, pasantías en un lugar de trabajo para que en lugar de que aprendan  una línea de producción o manejen tecnología los pongan a barrer”. “Nosotros  de verdad decimos que se defiende, que se abraza una educación pública de calidad, cuando logramos poner a todos los niños y jóvenes de nuestros país en un mismo umbral de educabilidad”, sentenció.

En la actualidad las empresas ajustadas a derecho consideran la pasantía como un primer acercamiento laboral que luego de determinado tiempo de práctica (rentada) efectiviza a los pasantes como empleados legítimos, situación que será reemplazada en breve por la reforma en la currícula educativa nacional. Coherente con sus postulados, la política de Mauricio Macri distenderá las obligaciones en las empresas y el compromiso de absorber los empleados que tomen en práctica para lo cual se valdrá de mano de obra más barata y menos calificada aún que provendrá de las escuelas técnicas secundarias con especialización en oficios.

El ejemplo más triste sin duda es la política empresarial que se pretende aplicar a escala es la que lleva en todo el cosmos la empresa multinacional McDonalds donde los jóvenes con secundario cumplido pasan por todas las fases productivas pero también deben realizar tareas de cajeros y maestranza, fritar papas en horarios interminables con descansos infames. Mal pagos, explotados y con la obligación de mantener la sonrisa permanente, la cadena multinacional carga a un compañero (en forma rotativa) con la responsabilidad del desempeño de todo el grupo por lo que el asignado (joven del mes) ensaya la parte más tirana del rol de jefe que es mantener funcionando el esquema humano  en tiempos óptimos de espera y atento al sistema yanqui denominado de “Calidad Total”: La hamburguesa sale rápido, uniformada con todas, en tiempo récord y la cajera sujeta la sonrisa a cómo de lugar. Este ritmo sostenido dura 3 meses y los beneficia con una referencia laboral concreta mientras son reemplazados  por nuevos jóvenes que sufrirán en tres meses la misma suerte. La cadena McDonalds tiene institucionalizada esta práctica como “Primer Empleo” bajo el régimen de “pasantía laboral temporaria” y son intocables por las carteras de trabajo en todo el mundo.

Este esquema de empleo exportado a Latinoamérica (menos Bolivia) muestra de manera didáctica cómo las conquistas laborales de estabilidad, beneficios sociales, justa remuneración y horario  se revientan en todas sus fases con la amenaza de la política educativa nacional de preparar chicos en el secundario para servidumbre: No tendrán oportunidades laborales quienes accedan a estudios superiores por los costos que implica para un empleador pagar personal calificado y serán fácilmente reemplazados por bachilleres con diferentes orientaciones  a cambio de monedas y con recambio permanente.

Ministerio y Gremio Docente

Es lamentable la recopilación de agachadas por parte de los representantes de los trabajadores de la educación a lo largo de la historia reciente donde una actitud sumisa y cómplice ha  disimulado vuelta a vuelta la situación de los maestros. Cabe destacar que mientras el Ministerio de Educación destinó 3 millones de pesos a un congreso internacional los planes especiales que contrata el Gobernador Urtubey directamente  para el sector siguen -en el umbral del fin de año- sin pagarse a los docentes más vulnerables y de los lugares más recónditos de la Provincia sin que su representante bailantera, Patricia Argañaráz  interceda  por los mismos. Ahora la carnalidad entre Ministerio de Educación y Gremio no es privativa de ningún gobierno ya que mientras Roberto Dib Ashur le concedía todos los gustos  a la vistosa referente de la ADP como nombramientos y casas a los administrativos de su gremio , en detrimento de los docentes sin techo, idéntica situación se puede ver ahora entre la Ministra Berruezo y el respectivo candidato y representante de las escuelas técnicas, Tomás Eloy Alcalá en honor a quién el ministerio realizó tamaño e innecesario  encuentro. El sujeto, a quién la ministra parece temerle, aunque los votos obtenidos en las PASO por parte del gremialista no son ni coactivos ni considerables  ya que no se deduce que sea un referente legítimo en los docentes maneja a discreción los nombramientos en las áreas técnicas para llegados y amigos, situación que hace propia Argañaráz a nivel de la Agremiación Docente Provincial. Convertidos en dueños del destino de quienes necesitan acceder a áreas de trabajo docente, Argañaráz y Alcalá, manejan a capricho y voluntad los listados de gente para ubicar o perjudicar a sabiendas del ministerio de Educación cuyos coordinadores y funcionarios jerárquicos hacen oídos sordos  y ciernen un manto de podredumbre y desidia sobre la esperanza de  los legítimos beneficiarios que no acceden nunca.

Una muestra es que el sorteo de casas con cupo correspondiente a docentes se encuentra en manos de parientes de Argañaráz y personas que realizan tareas administrativas en el gremio.

El hecho más flagrante protagonizado por los entregadores de docentes fue el que llevó adelante el ex dirigente de ATE, Alejandro Wardi quién se erigió como representante de la gran masa docente autoconvocada, media vez que los docentes se enfrentaron al gobierno provincial sin la intermediación rastrera de la ADP, quién terminó desalentando las acciones combativas docentes a cambio de un cargo político nivel 1 en otro ministerio gubernamental a cambio de la traición.

1 Comentario

Comments are closed.