Cobran 10 mil pesos y a partir de mañana su contrato quedaría sin vigencia. Denuncian abandono por parte del municipio y la provincia.

 

Alrededor de 250 ordenanzas de la ciudad de San Ramón de la Nueva Orán podrían quedar sin trabajo a partir de mañana, cuando quede sin efecto el contrato vigente. Actualmente, cobran $10 mil pesos y no obtuvieron respuestas del municipio, ni de la provincia.

En declaraciones a Diario «El Oranense», Patricia Vaca, relató que «cesa nuestro mandato el día 22 de diciembre y hasta el momento no tenemos respuestas ni del municipio ni de la provincia».

«En total somos 250 ordenanzas precarizadas que prestamos servicios en los establecimientos educativos de Orán. Hemos golpeado puertas para tener el pase a planta permanente. 10 mil pesos es una miseria, no alcanza para nada. Ni siquiera tenemos un bono de fin de año. Seguimos a la deriva», acotó.

Vaca remarcó, además, que la falta de respuestas es una constante desde antes de la llegada de los nuevos funcionarios. «Siento que hemos sido manoseados, no solamente por los nuevos funcionarios, sino también por los anteriores. Debe haber una mesa de diálogo para que podamos llevar tranquilidad a las ordenanzas», expresó.

Por último lamentó que la indefinición se haya extendido hasta fin de año: «Con mucho dolor en mi alma tengo que decir que los gobiernos son unos miserables. Pasaremos una navidad sin trabajo, sin nada en la mesa».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here