La mujer lanzó una súper promo. Los otros propietarios de panaderías están furiosos.
En esta Salta simpsoniana, todo es posible. Ayer se vivió una agitada jornada de protesta en Orán. No se manifestaban por la pobreza, ni por el dengue ni por los altos impuestos, sino porque una panadera estaba vendiendo el pan más barato que el resto y esto enfureció a los dueños de otras panaderías.

Además de las protestas, no faltaron las amenazas.

Todo comenzó cuando una panadera lanzó una promoción con un bolsón de pan a $ 50, que en otras panaderías se comercializa a $70, $80 pesos.

Liliana León aseguró a La Diez Orán que en la calle amenazaron a su marido, para que suba el precio.

“Yo decido el precio del pan más allá de los acuerdos. Es una empresa familiar y tenemos todos los papeles en regla”, dijo la propietaria de la panadería, quien aprovechó la ocasión para explicar y bardear a sus competidores. Dijo que ella no tenía empleadas, que ella no se da grandes lujos ni se va de vacaciones a la playa y por eso puede vender a un precio razonable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here