Ni siquiera una cuarta dosis de la vacuna previene la infección, señaló un estudio médico en Israel.

Israel fue el país que más rápido puso en marcha las vacunas iniciales hace un año y el mes pasado empezó a ofrecer una cuarta inyección, o un segundo refuerzo, a los grupos más vulnerables y de alto riesgo.

El Centro Médico Sheba de Israel señaló que la cuarta inyección de la vacuna contra el COVID-19 aumenta los anticuerpos a niveles aún más altos que la tercera, pero no es suficiente para prevenir las infecciones por ómicron, según un estudio preliminar realizado en Israel y ante el brote de esta cepa que cubre el mundo.

Los resultados fueron comparados con un grupo de control que no recibió una cuarta dosis. Los del grupo de Moderna habían recibido con anterioridad tres dosis de la vacuna de Pfizer, según el hospital.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here