Tras conocerse la sentencia en el juicio por el doble crimen de San Lorenzo se solicitó públicamente al gobierno una nueva investigación sobre el caso y también la sanción de los responsables políticos. 

El Partido Obrero salteño por momentos en sus reclamos parece la única fuerza política con algo de iluminación en la vida pública vernácula.

En esta oportunidad los troskos pidieron que se abra una “nueva investigación” sobre el crimen de las turistas francesas asesinadas en San Lorenzo en 2011. Para el PO hay que investigar a “los investigadores, los responsables judiciales y políticos que hicieron todo para que la verdad no salga a luz “. En un comunicado de prensa el partido de izquierda denunció que “desde el momento de conocerse el hecho, la manipulación del poder político sobre el caso nos ha fabricado una verdad a medias, comenzando por el propio gobernador, dando por sentado que el caso ya estaba resuelto”.

Además, agrega el parte de prensa que no se “tomaron en cuenta las torturas que denunciaron casi todos los detenidos”. Acertadamente la fuerza política que sumó nueve concejales en la última elección recuerda que “la Comisión de Familiares Contra la Impunidad presentó una carta a Urtubey exigiendo un nuevo juicio en donde se investigue a los investigadores, con toda razón se la dirigen al gobernador porque sus marchas empezaron cuando vieron que la justicia en Salta es el botín del poder político”. ¿Fuerte no?. Sin embargo, el PO va por más, y afirma que “nuevamente ha quedado al desnudo la trama de crimen e impunidad, de apremios y torturas que se teje alrededor del poder político, el judicial y la policía”. El final del comunicado no es menos lapidario: “desde el 2011 hasta hoy son 62 mujeres que fueron asesinadas, aun no hay justicia para ninguna de ellas”. Igual que en 1810 el pueblo quiere saber de qué se trata. Y lo merece.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here