Encabezó la operación del Mossad en 1960 para capturar al jerarca en Argentina.

El veterano espía israelí Rafi Eitan, que encabezó la operación del Mossad en 1960 para capturar al nazi Adolf Eichmann en Buenos Aires, falleció hoy a los 92 años.

“Mi esposa Sarah y yo, junto con todo el pueblo judío, lamentamos el fallecimiento de nuestra querido Rafi Eitan, uno de los héroes del servicio de Inteligencia del Estado de Israel en innumerables actos para la seguridad”, recordó hoy el primer ministro, Benjamin Netanyahu.

El jefe del Gobierno añadió que a lo largo de los años Eitan “participó en la vida pública, fue ministro en el gobierno israelí y trabajó para restaurar las propiedades judías robadas durante el Holocausto”.

Señaló también que Eitan era amigo íntimo de su familia, y lo definió como alguien lleno de “sabiduría, ingenio y compromiso infinito con el pueblo de Israel”, citó la agencia EFE.

Nació en 1926 en Ein Harud, un kibutz en el norte de Israel, en una familia de judíos inmigrantes rusos y al cumplir la mayoría de edad ingresó en la milicia judía Palmaj, donde tomó parte en numerosas misiones, entre ellas en la conocida como la “noche de los puentes”, para destruir once puentes que conectaban la entonces Palestina bajo mandato británico con los países árabes vecinos, recordó el diario Haaretz.

EITAN. En una foto de 206. (AP/Baz Ratner/Archivo)

Como integrante de los servicios de Inteligencia participó en decenas de misiones, entre la que se cuenta la captura del nazi Adolf Eichmann cuando Eitan era jefe de la Unidad Conjunta de Operaciones de los servicios secretos israelíes.

Fue enviado a Buenos Aires para capturarlo y puesto al mando de la operación de captura en marzo de 1960, para lo que eligió a siete personas -de un grupo de 250 a su disposición- para trabajar exclusivamente en el caso.

Eichmann fue uno de los oficiales de las SS encargados del transporte de millones de judíos desde los guetos hacia los campos de concentración y de exterminio, y fue condenado a muerte tras un juicio en Israel por crímenes contra la humanidad, por lo que se convirtió en la única persona en cumplir la pena capital en el país.

EICHMANN. En 1961. (AP/Archivo)

Fue ahorcado el 1 de junio de 1962 y sus restos incinerados. Para evitar el culto de futuros neonazis, sus cenizas fueron dispersadas en el Mediterráneo por un barco de la Marina israelí en presencia de algunos supervivientes del Holocausto, fuera de las aguas jurisdiccionales de Israel.

Tras su labor en las altas esferas de las agencias de espionaje, Eitán pasó unos años en el sector privado y luego volvió a trabajar en seguridad, con diferentes puestos de asesor o altos cargos en corporaciones estatales, además de formar el partido político GIL, con el que llegó a ser ministro de Asuntos de los Pensionistas entre 2006 y 2009.