El balneario más grande de Salta, el Carlos Xamena, fue objeto de un mal rato para los vecinos que sacaron turno para entrar y estuvieron horas esperando bajo el rayo del sol, para que finalmente no los dejaran entrar. Peor que eso fue saber que otros natatorios funcionaron sin guardavidas ni personal de enfermería.

El personal afectado a estas areas se encontraba realizando un paro por el creciente malestar con la Municipalidad de Salta, entre otras razones por la falta de pago de días trabajados. El punto de concentración de la protesta fue el balneario Carlos Xamena. El reclamo por el que decidieron no prestar servicios y afectar al funcionamiento de las piletas municipales, se basa en un descuento que recibieron en los salarios de este mes. Se trataría de un 35,71% que le pagaron de menos. Es así que de los $28.000 que les habían prometido como salario durante la temporada de verano, los trabajadores salvavidas recibieron $18.000, teniendo como descuento un total de $10.000. Esto incluye a los bañeros de las piletas Juan Domingo Perón y el complejo Nicolás Vitae.

Es por ello que el sábado se reunieron en el Balneario Carlos Xamena los trabajadores de los diferentes natatorios para expresar su malestar por la situación que atraviesan y en el lugar se presentaron funcionarios de la secretaria de Deportes y Juventud del Municipio pero no pudieron resolver el conflicto. Ese también fue el motivo de que no dejaran entrar a la gente que sacó turno anticipadamente para pasar el día.

El compromiso de los funcionarios fue que el lunes se liquidarían los días no pagados y que el martes tendrían el dinero depositado, pero les remarcaron que a los trabajadores que realicen paro les iban a descontar del sueldo. A pesar de que reconocieron que fue un error la liquidación. Los empleados del sector enfermería directamente decidieron realizar el paro en su totalidad hasta que haya una solución concreta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here