Asalariades estatales representan un incremento de casi 30% respecto de los 2,5 millones contabilizados hace diez años, mientras que monotributistas se incrementaron un 23%, de 1,3 a 1,6 millones.

De acuerdo con un informe de la Fundación Libertad y Progreso el estancamiento en la creación de empleo privado arrancó en el 2011, cuando «se acabó el boom de los commodities y se impuso el primer cepo cambiario del kirchnerismo».

«A partir de ese entonces sólo se creó empleo privado en épocas electorales, con excepción a 2019», consignó.

Los datos oficiales arrojan que en diez años la nómina de asalariados que se desempeñan en la planta de Nación, provincias y municipios ronda los 3,3 millones de personas.

Representa un incremento de casi 30% respecto de los 2,5 millones contabilizados hace diez años.

A contramano, durante la última década el empleo privado cayó casi 5%, en un fenómeno que se agravó durante la pandemia.En cambio, los monotributistas se incrementaron un 23%, de 1,3 a 1,6 millones.

El mayor crecimiento se produjo entre inscriptos en la categoría de Monotributo Social, que pasó de 165 mil en 2012 a 370 mil en la actualidad. Representa un alza cercana al 120%.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here