Los familiares de Alejandro Paz, el joven de 29 años que falleció de COVID sin recibir asistencia médica, denunciaron penalmente a la ex ministra de Salud por considerarla responsables de su muerte.

El fantasma de Medrano sigue deambulando por los pasillos del Ministerio de Salud Pública. Eso es un hecho. En cada cosa que tocó, se inmortalizó su huella y no para bien precisamente. Y si encima le sumamos, lo que el coronavirus dejó en su peor momento en Salta, el panorama es negativo aún. Es así que los familiares de Alejandro Paz, el joven de 29 años que falleció de COVID sin recibir asistencia médica, denunciaron penalmente a la ex ministra de Salud por considerarla responsables de su muerte.

La primera presentación que realizaron fue a los efectos de lograr la inhabilitación de ocupar cargos públicos para Josefina Medrano, quien, al parecer, después de dejar el cargo al frente de la cartera de Salud, tomaría un cargo importante en el PAMI. La versión fue rápidamente desestimada por el propio gobernador, aunque el titular de Salud nacional, no dijo lo mismo.

El 5 de setiembre fue sábado y en las redes sociales empezó a viralizarse un video en el que Alejandro Paz pedía a sus amigos que lo ayuden. Tenía síntomas de COVID desde hacía una semana. Era paciente de riesgo debido a su problema de tiroides que derivo en obesidad. Llamó al 911 ante los primeros síntomas y siguió las instrucciones. «Un médico te visitará en tu domicilio. No te muevas de ahí», le dijeron. Pero pasaron los días y el médico nunca apareció. Por esa razón decidió hacer el video en que se nota que ya casi no puede hablar. Falleció esa misma tarde. Tenía 29 años. Era estudiante y jugaba al rugby, pero nadie hizo nada por salvarlo. Estuvo tirado en el piso de su casa hasta que pudieron ir a buscar el cuerpo. Una situación no sólo dolorosa sino hasta macabra.

Al enterarse de los sucesos de ese fin de semana, Medrano salió al Tribuno a plantear que fue responsabilidad de la víctima lo que sucedió. Pero el caso se nacionalizó, a raíz del video. Medrano en un intento por salvarse del escrache nacional sostuvo que “el sistema de salud lo atendió al señor oportunamente durante la semana y el señor se negó a internarse, se bajó de la ambulancia y se volvió a su casa. No quiero que sea un justificativo para las cosas que pasan, pero hay que mirar algunas cuestiones puntuales de cada caso”. Declaraciones que le cavaron la fosa directamente, mostrándola tal como es.

La mamá de Alejandro, salió a responderle con un posteo en las redes sociales. “Soy Gabriela, la mamá de Alejandro Paz. Con mucha bronca por lo que acabo de escuchar. ¿En qué cabeza les cabe, que mi hijo se iba a negar a ser internado, para que le den asistencia médica? ¿Sabe qué, ministra de Salud? Usted y todos los demás, incluido el gobernador Sáenz, son unos inoperantes. Si ustedes se tomaran, o se dignaran a tomarse 5 minutos de su tan agitado tiempo, verían el video de mi hijo. Si eso no es pedir ayuda, ¿entonces qué mierda es? ¿Vos crees, ministra de Salud, que eso es negarse a ser internado? Mi hijo murió en mi casa sin recibir asistencia, 40 minutos tardó en llegar una puta ambulancia y encima ni siquiera contaba con los elementos necesarios para actuar en el caso. ¿Cómo puede ser que no tengan un desfibrilador? Once horas lo tuvo muerto a mi hijo en mi casa. Cuando llegaron los bomberos y debían desinfectar el lugar, ¿saben qué usaron? Desodorante de citronela, el que usamos en casa para el piso. Pero claro, ¿qué problema se van a hacer ustedes si tienen para hacerse lo último en método de hisopado, clínica, tubo de oxígeno? La pérdida de mi hijo Alejandro, apréndete el nombre, no va a quedar así. Vamos a ir hasta las últimas consecuencias. Que todo Salta vea la publicación, no se hagan callar, salgan y háganse escuchar. Porque el poder lo tiene el pueblo y todas estas mangas de inoperantes están en el poder por nosotros. Que la pérdida de mi hijo no sea en vano. Vamos por Ale y por todas aquellas personas que están o estuvieron en la misma situación de él”.

En su video, Gabriel Alejandro Paz, declaraba “me cansé de escribir y de llamar y no te dan bolilla”, horas después fallecía. Salud Pública, en ese momento, no sólo demoró once horas para buscar el cuerpo, sino que la propia Ministra de Salud atacó a la víctima, responsabilizándolo de su propia muerte. Mientras tanto el COE declaraba para todos los medios que la Salud Pública en Salta no estaba colapsando y pedía a la población “Quedate en casa», «Cuidate, cuidanos”, «Gobierno Presente». Fueron las últimas horas de vida de Alejandro y las últimas horas de Medrano al frente del Ministerio de Salud. A partir de ahora hablará la Justicia.

Ver más:

Hospital de Tartagal: La herencia de Medrano

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here