Italia instala la idea de que Francisco estaría pensando en dimitir a su cargo de Papa, según dicen, debido a sus precarias condiciones de salud. Esta noticia, sin mayores aclaraciones, deja lugar a todo tipo de hipótesis. Por ejemplo, que el Vaticano está en crisis por las divergencias de la jerarquía católica, porque hace no más de un mes, el Vaticano declaraba que el Papa tenía una simple diverticulitis intestinal inofensiva. 

Una larga polémica envuelve al catolicismo desde la dimisión de Benedicto y ésta, bien podría ser una estrategia de Francisco para terminar con las disputas por la renuncia de su antecesor y continuar con la línea «anti-papal» con un conclave de 80 cardenales invalidados para acceder al trono papal. Esto es lo que piensan algunos estudiosos del derecho canónico, por ejemplo, Antonio Sánchez, abogado de la Universidad de Sevilla, quien no descarta que esa sea la idea de Bergoglio para completar la obra de desintegración y «mutación» de la Iglesia católica, que comenzara Ratzinger hace ocho años.
Elisabetta Piqué, corresponsal en El Vaticano de Radio Rivadavia, dijo que: «No se vislumbra en absoluto la posibilidad de que el papa renuncie», pero este es un tema que hay que tomar con pinzas, explica, teniendo en cuenta que, el argentino Jorge Bergoglio ya viene anunciando desde marzo de 2020, que no descarta una renuncia anticipada a su papado. «Soy simplemente, un peregrino que empieza la última etapa de su peregrinación en esta tierra”, dijo desde el balcón que da a la plaza San Pedro.
Los italianos analizan la situación surrealista de «dos papas eméritos, con uno inexistente jurídicamente remendado al final, después de ocho años, para dejar espacio también a Bergoglio». Nadie pregunta qué ha sido el Papa Benedicto XVI todo este tiempo. Mientras tanto, Joseph Aloisius Ratzinger, Benedicto XVI, papa católico número 265, antecesor de Francisco, cumple con «el silencio vaticano».
La salud del papa Francisco, que semanas atrás fue intervenido por una afección intestinal, volvió a ser usada por la prensa italiana para especular sobre una inminente renuncia del pontífice argentino a la conducción de la iglesia católica.

En un artículo publicado este lunes en Libero Quotidiano, en el que no se mencionan fuentes que justifiquen tal afirmación, se aseguró que Francisco estaría listo para dar un paso al costado, agobiado por sus problemas de salud.
El papa Francisco dona 200.000 euros a las víctimas del terremoto en Haití
Como argumento, el medio citó una frase del propio Papa, pronunciada hace un año y medio, cuando dijo «saben que para mí este día es distinto de los demás: no soy pontífice supremo de la iglesia católica; es decir, lo seré hasta las ocho, después ya no. Soy, simplemente, un peregrino que empieza la última etapa de su peregrinación».
Otros medios como Il Fatto Quotidiano descartó la información, aunque admitió la existencia de un clima «pre cónclave» que nace de las profundas divisiones entre los sectores afines al reformismo del papa Francisco y los tradicionalmente encolumnados con la Curia romana.
Este medio destaca como muestra de que el Papa no planea una próxima dimisión el hecho de que retomó las audiencias privadas e, incluso, organizó un viaje para mediados de septiembre a Hungría y Eslovaquia.

«El autor del artículo es Antonio Socci , quien siempre ha sido un crítico ferviente de Jorge Bergoglio hasta el punto de afirmar, de forma totalmente infundada, que su elección es nula y sin valor», recordó Il Fatto Quotidiano.

Desde que Jorge Bergoglio es el papa Francisco, una de las cosas que más se le destacó fue siempre ese espíritu joven que lo distinguía de sus predecesores. Reía más de lo habitual, gesticulaba más de lo habitual, se movía más de lo habitual e, incluso, enterró -por el momento- algunos protocolos de la Iglesia Católica que elevaban la figura del Sumo Sacerdote y que al Papa siempre lo incomodaron.

Sin embargo, en Italia desde hace rato sostienen que esa llama se está pagando. No por falta de pasión o vocación, sino por temas de salud. Y es por eso que cada vez son más fuerte los rumores en la ciudad vaticana de que el actual Papa tiene fecha de vencimiento. ¿Puede Francisco decir adiós?
«Está pensando en dimitir», dice la prensa italiana. Todo argumentado por las condiciones de salud del Sumo Pontífice al que definen como «precarias».  La sorpresiva novedad deja lugar entonces a análisis que se relacionan con la crisis vaticana, que está dada por las divergencias de la jerarquía católica. «¿Pero no tenía simplemente diverticulitis intestinal inofensiva, como declaró el Vaticano hace un mes?», se pregunta el Libero Quotidiano.

Sin mas precisiones, el citado medio se sumerge en los antecedentes del caso, una larga polémica que envuelve al catolicismo. «Han pasado apenas 11 días desde que se preguntó aquí al profesor Antonio Sánchez, abogado de la Universidad de Sevilla, si una buena estrategia de salida para Francisco sería renunciar para acabar con las disputas sobre la «dimisión» del Papa».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here