Finalmente fue publicado el informe que la auditoría realizó a la cuestionada Fundación “empresarial” que dirige Eduardo Ramos. El informe advierte sobre irregularidades varias que se endilgan a la empresa de Ramos, aunque los mismos auditores concluyen que el empresario cumple parcialmente las normas.

Los primeros en manifestarse al respecto fueron los propios trabajadores de la Fundación que hace meses mantienen una huelga en las puertas del Hospital San Bernardo. Ellos recibirían el apoyo de militante de la CTA local, el Partido Obrero y de la CCC que para mañana martes a las 10,30 convocaron a sus adherentes a movilizarse al hospital en apoyo de los huelguistas.

Con respecto al informe de auditoría, los trabajadores denunciaron que en el mismo se observan serias falencias muy graves pero que la Auditoría General de la Provincia termino destacando que la Fundación de Ramos cumple en forma parcial con el servicio de comida, según lo especifica el convenio.

Sobre las falencias que se observaron, se señalaron las vinculadas a la provisión de alimentos porque son los trabajadores encargados de la limpieza quienes se encargan del reparto de los alimentos, sin que se tomen las medidas necesarias para evitar contaminación. Tampoco la fundación cuenta con nutricionistas en todos los turnos de atención, y pese a utilizar la cocina del Hospital San Bernardo, no cumplió con el pago de los servicios de luz, agua y gas.

En cuanto al servicio de lavadero, la Auditoría concluyó en que la prestación es insuficiente y que no se corresponde con las necesidades del Hospital. En este sentido, el informe observa incumplimientos en la provisión de ropa limpia para el área de cirugía y de sábanas blancas para internación; que se reiteran a pesar de que se aplicaron sanciones.

La Auditoría General de la Provincia marca además el incumplimiento en los servicios de mantenimiento, limpieza y portería. En su informe observa numerosas irregularidades, como la falta de revisación de las calderas, que durante mucho tiempo dejaron sin agua caliente al hospital; mientras que incumplió con el 50 por ciento de los pedidos de albañilería.

Otra irregularidad que se destaca en el informe de control, destaca la presencia de animales domésticos en el hospital y la falta de higiene en el área de cirugía de varones, en el hall de entrada, baños públicos, en el sector de consultorios externos y puertas de acceso.

Además destaca que la Fundación Trabajo y Solidaridad no está cumpliendo con la disposición final de los residuos patogénicos, colocando en contenedores sin identificarlo y diferenciarlo de los residuos comunes.