Dra. Natalia Wayar, Mediadora del Ministerio de Derechos Humanos y Justicia de la Provincia de Salta.

En la provincia con más casos de femicidios a nivel nacional funcionarias del Gobierno de Salta ampararon a Natalia Wayar, la abogada mediadora que negó la violencia de género, alegando que sólo se trató de un “error comunicacional”. (Andrea Sztychmasjter)

La capacitación protagonizada por la abogada mediadora del Ministerio de Gobierno, Derechos Humanos y Justicia de Salta, Natalia Wayar, dejó al descubierto la peor cara de una gestión de gobierno a la que no le ha quedado otra que reconocer el grave problema que constituye la violencia de género en Salta, provincia que desde hace años se ubica entre las primeras con más casos de violencia extrema. Por esta razón el gobierno provincial se vio obligado a decretar la emergencia social en violencia de género, pero más allá de anuncios varios y otras tantas capacitaciones, a partir de manifestaciones como la de Wayar es que se puede analizar el centro de la cuestión cuando las demás capas frágiles se van cayendo de a poco.

Entonces qué sucede cuando funcionarias del gobierno de Urtubey se van reciclando de cargo en cargo; cuando no hay nadie, pero nadie que se haga cargo de los graves errores y de sus consecuencias cuando éstos vienen del Estado; y de recordar una actitud lamentable por la temática que nos convoca: Ministerio de Gobierno y de Derechos Humanos y Justicia han demostrado que subestiman a la sociedad salteña, a las militantes feministas y a las propias víctimas de violencias. Hoy somos también víctimas de la violencia institucional con la que se manejan.

En primer lugar fue la secretaria de Justicia y Métodos Participativos de Resolución de Conflictos, Carina Iradi, quien tuvo que salir a dar explicaciones sobre la “capacitación” de Wayar en El Carril. “Explicar” es sólo una forma de decir, porque en definitiva lo que Iradi salió a hacer públicamente fue negar a Wayar como capacitadora del Ministerio. En ninguna de las entrevistas mediáticas la funcionaria se hizo cargo tal y como vemos en el folleto que difundía la actividad que justamente la designada para dar la charla que finalmente terminó dando -no solo a policías sino a funcionarios, estudiantes y público en general- fue Wayar. Además de Wayar en el apartado sobre “Disertaciones sobre seguridad ciudadana”, también aparece la abogada operaria de violencia familiar y de género del Ministerio de DDHH y Justicia de la provincia de Salta, Gloria Adriana Oviedo Torres.

Carina Iradi, Secretaria de Justicia y Métodos Participativos de Resolución de Conflictos

Iradi dijo textualmente: “Esta abogada que también es mediadora no fue en representación del Ministerio de Gobierno, DDHH y Justicia, en esto quiero ser categórica porque nosotros sí tuvimos una invitación a participar y mandamos profesionales especialmente asignados”. Lo que hizo Iradi fue mentir categóricamente. Y para dejarse en evidencia nombró a los demás funcionarios provinciales que también aparecen invitados junto a Wayar. La disertación entonces fue brindada por Pablo Funes, Jefe de Mediación Comunitaria del Ministerio de Derechos Humanos y Justicia de la Provincia de Salta,  Gloria Adriana Oviedo Torres,  Natalia Wayar y Victoria Fossati, Directora de Métodos adecuados de Resolución de Conflictos del Ministerio de Derechos Humanos y Justicia de la Provincia de Salta, a quienes Iradi nombró como los funcionarios que ellos mandaron desde el Ministerio pero negando sólo a Wayar.

“Errores comunicacionales”

Carina Iradi asumió como “secretaria de Justicia y Métodos Participativos de Resolución de Conflictos” a mediados del año pasado. Es abogada, procuradora y mediadora y tiene una diplomatura en derecho de usuarios y consumidores y una maestría en derecho procesal. Antes del cargo que hoy ocupa y en el que reemplazó a Carolina Gesit, fue secretaria de Defensa del Consumidor y subsecretaria de Personas Jurídicas, ambos organismos del Ministerio de Gobierno, Derechos Humanos y Justicia.

Iradi comentó que ellos abordan en este tipo de jornadas y capacitaciones, herramientas para una adecuada comunicación y la Ley de mediación, puesto que como sabemos, los mediadores no son especialistas en violencia de género. La secretaria además reconoció que se trató de “errores comunicacionales, que son los que terminan generando una escalada en violencia”.

Iradi entonces hizo abuso de su “especialidad en herramientas comunicacionales” y tratando de tergiversar lo ocurrido, alegó que el video en donde se ve y se escucha a Wayar negar que exista la violencia de género configura sólo su opinión personal. Dijo además que van a seguir dando capacitaciones sobre violencia laboral y de género. Finalmente y desligándose de toda responsabilidad, echó culpas a los organizadores del evento: “Tienen que tener presente que a las personas a las que convoquen deben tener capacitación en la materia”; y agregó “no puede imponer su opinión individual en una capacitación donde estamos tratando de que se humanice el tratamiento hacia la víctima”. Iradi manifestó frases obvias, pero si tan al tanto está de los “errores comunicacionales” ¿cómo no impidió que Wayar expusiera su opinión personal en representación del Ministerio? La respuesta refleja indefectiblemente la subestimación a lxs salteñxs; si ese video no salía a la luz, hubiera pasado como una de las tantas capacitaciones oficiales que se dan. ¿Así dicen trabajar contra la violencia de género?

Consecuencias comunicacionales

Otra consecuencia que dejó la capacitación oficial tiene que ver con las réplicas que produjo en medios de comunicación sobre todo del interior provincial. El portal informativo “Valle de Lerma hoy” se hizo eco de la charla brindada por la letrada Wayar y en una nota titulada “Datos polémicos: El nuevo tabú social, hombres golpeados y maltratados, nadie los ampara”, hacen hincapié en todos los contenidos equivocados que emitió la funcionaria provincial, pero como datos fácticos.

“Una de las realidades silenciadas en nuestra sociedad es la violencia contra el hombre (…) Estos datos sorprendentes, fueron dados a conocer en la 1ª Jornada de Seguridad Ciudadana para el Valle de Lerma realizada en la localidad de El Carril. Además de abordar la problemática de la seguridad integral, los disertantes se encargaron de brindar un pormenorizado informe sobre las leyes que amparan a las mujeres, dejando de lado el derecho del hombre y también de lesbianas. En el Valle de Lerma existen numerosos casos de hombres golpeados”, señalaron desde el portal y agregaron “Los datos pertenecen a la justicia provincial con significativas estadísticas con respecto al maltrato hacia el sector masculino”.

Las consecuencias negativas de las capacitaciones que brindan desde el estado provincial son la muestra cabal que mientras nadie se entere, se manejan con total irresponsabilidad e impunidad. Son funcionarias del Estado que con tal de mantener sus cargos hacen uso y abuso de sus facultades públicas.