El acceso de las mujeres al fútbol en Salta sigue restringido: la Liga Salteña de Fútbol no quiso ser parte de la organización del fútbol femenino local. Los motivos se relacionan con lo económico, la falta de espacio y representación femenina, además de los prejuicios establecidos hace mucho tiempo. (Andrea Sz)

A pesar que este año la Liga Salteña de Fútbol no quiso ser parte de la organización del fútbol femenino, una Comisión de delegados de los equipos participantes (Central Norte, Juventud Antoniana, San Antonio, Autódromo y Liba) decidieron organizar por cuenta propia el Torneo Interclubes 2013 de Fútbol Femenino “Vanesa Zotelo” en homenaje a una compañera fallecida hace 3 años.

Hace cuatro años que con la ayuda de la Secretaría de Deportes la Liga Salteña venían organizando los Torneos para mujeres. Se organizaba el fútbol femenino mediante un reglamento en cuyo artículo 2 señalaba que la inscripción tendría un valor de $300. El 80% de lo recaudado sería destinado a los premios distribuidos así: 1º 50 %, 2° premio 30 % y el 3° premio 20%. Los clubes debían abonar el importe de la planilla: $45 por cada uno. Con respecto a la recaudación de los partidos se asignaba que el precio de las entradas generales por jornada sería de $8 cada entrada y debía rendirse en La Liga Salteña para ser enviados al Consejo Federal del Fútbol, de esta manera cubrir el seguro del espectador. Y con respecto al seguro, el Art. 20 del señalado reglamento decía que cada club debería abonar el seguro mensual de un monto de $70.

Esto evidentemente no terminó de convencer en términos económicos a la Liga y en mayo de este año las jugadoras se preguntaban si empezaría o no el fútbol femenino, puesto que la Liga había dado inicio a los respectivos torneos (Anual, Inferiores, Infantiles). Las jugadoras que ya estaban listas para comenzar con el Torneo, se dieron cuenta que la situación venía dilatándose hasta que finalmente la respuesta definitiva llegó: el fútbol femenino era deficitario económicamente y “eran pocos los equipos como para organizar un campeonato”. Con esta decisión los 10 equipos femeninos de 20 jugadoras, perdieron representación de la entidad madre del fútbol salteño.

Un Torneo de la voluntad

El domingo pasado comenzó la primera fecha de este torneo “Vanesa Zotelo” con la participación de los equipos: Juventud Antoniana, Central Norte, Pellegrini, Liba, Autódromo, San Antonio y Güemes. En las próximas fechas se sumarán Peñarol, Libertad, San Lorenzo y Palermo. Este campeonato se autofinanciará a través del aporte que realizaron los equipos con su inscripción y con el monto que aporten por planilla; y el premio mayor será un conjunto de materiales de trabajo.

Al hablar con Cuarto Poder, la delegada y jugadora de Central Norte, Belén Morelli manifestó que la idea de realizar este torneo nació de ella junto con algunas compañeras, por falta de respuestas de la Liga Salteña y a pesar de que el dirigente del Club Pellegrini, Marcelo Peñaloza, en medios locales se adjudicó su autoría, se veían en la situación de aclarar las cosas: “Quiero aclarar algo que vimos que salió en el diario El Tribuno, el Torneo no lo hace el Club Pellegrini, ni Peñaloza, los clubes que estábamos en la Liga lo organizamos e invitamos a Pellegrini a que participe, nos gustan las cosas claras y que nadie saque provecho o quieran figuretear”. La nota del diario titulada “Las chicas tienen su lugar” consignaba que “el club Pellegrini, a través de su coordinador Marcelo Peñaloza junto a sus colaboradores, organizaron el Torneo Interclubes Vanesa Sotelo”.

En relación a la organización de la Liga, Belén manifestó “La verdad que durante la organización de la Liga tuvimos que aguantar muchas cosas, por ejemplo que los árbitros nos traten mal y nos ninguneen por el solo hecho de ser mujer, escuchar cosas como ‘dejen de quejarse o vayan a lavar los platos’, y esos tipos de maltratos recurrentes de los árbitros de la Liga. Siempre el torneo femenino fue de última. Siempre comenzábamos después de todos. Seguimos sin entender por qué el femenino para los dirigentes da perdidas si nosotras pagamos siempre por equipo $300 y de ahí salían los premios. Otra cosa que teníamos que aguantar es jugar sin ambulancias ni enfermeras a pesar que todas pagábamos el seguro”.

Las chicas sin representación

No existen actualmente dirigentes que verdaderamente representen y defiendan al fútbol femenino salteño. Esa es la respuesta que tienen las delegadas sobre el por qué este año la Liga no se hizo cargo de los equipos de mujeres. Es aquí donde surge el nombre de la doctora Blanca Chacón de Dorr, una referente femenina de la Liga y que hasta el año pasado se veía entusiasmada con el fútbol femenino. Hoy, según comentan, fue ella una de las que tampoco quiso que el fútbol de mujeres sea representado por la Liga, o al menos se quedó sola y no pudo consensuar para llevarlo a la esfera liguista.

A pesar que cada vez son más las mujeres que deciden elegir al fútbol como un deporte y un estilo de vida, los instalados prejuicios de que el fútbol es un deporte de hombres siguen latentes. El fútbol femenino para algunos dirigentes es pérdida de plata y por consiguiente “tiempo invertido en vano”. Las delegadas de los equipos de fútbol femenino local, después de este desplante por parte de la Liga Salteña, decidieron armar sus propios torneos y “no aceptar las decisiones antidemocráticas” de la entidad oficial del fútbol de Salta.

 Foto: www.fútbolsalteño.com