La imagen de una niña con una pistola en la cabeza puede ser impactante, pero la realidad es que el horror que se vivió y dejó una dictadura sangrienta supera la tapa de esta novela gráfica de María Giuffra. Arte, memoria, dolor e historias de terror reales de niños sobrevivientes. (Gabriela Hernandez)

 

La niña comunista cuenta la historia de diez infancias nacidas, criadas, exiliadas, durante la última dictadura militar Argentina. Atravesaron el asesinato, la desaparición y el exterminio del terrorismo de Estado. Niñas y niños hijxs de militantes populares que fueron estigmatizadxs, discriminadxs, perseguidxs, exiliadxs, y en muchos casos torturadxs y asesinadxs. Este libro intenta ser un aporte a la construcción de la memoria colectiva de nuestro país, rindiendo homenaje a la lucha de tantas personas que creían y necesitaban vivir en una sociedad más justa. Intenta ser también un recordatorio de que aún faltan personas que fueron desaparecidas y cuyos cuerpos nunca fueron entregados a sus familias. Y lo que es peor, faltan personas vivas que fueron robadas de bebés, hermanas y hermanos que no saben su verdadera historia, ni su verdadero nombre, ni su identidad. En una de las historias se aborda una vivencia ocurrida en nuestra provincia de Salta

 

Las historias plasmadas son de Alba Camargo, Alejandra Santucho, Daniela Gómez, Gabriela Gillie, Gastón Mena, Hugo Saidón o Ginzberg, Karina Zárate Manfil, Rolando González Medina, Valeria Silva y la propia María Giuffra.

 

La niña de comunista y el niño guerrillero fue becada por el Fondo Nacional de las Artes. Beca Creación 2018. El guión y dibujo es de María Giuffra.

 

María Giuffra

Es dibujante, fotógrafa, pintora e ilustradora. El padre de María desapareció durante la última dictadura militar, cuando ella tenía 5 meses de nacida, luego tuvo que exiliarse en Brasil, razón por la cual sus historias son también en reflejo de su vida y la de otros hijos de desaparecidos

 

La propia historia

Escribe maría en su instagram «1977, el ejército argentino y fuerzas policiales, mataban a tiros a mi padre en la calle. No conformándose, lo enterraron como NN en una fosa común, teniéndolo identificado. No podemos recuperar sus restos porque fueron tirados a un osario junto a miles de otros cuerpos, en el cementerio de Villegas, La Matanza. Mi padre era militante popular, montonero. Aunque sólo compartí con él mis primeros 6 meses de vida, lo extraño y lo amo cada día más. ❤️». María Giuffra también realizó  un documental sobre la desaparición de su padre a través del expediente de su causa judicial

 

Alejandra Santucho

Una de las historias que más impacto a María es la de Alejandra, hija de Rubén Santucho y Catalina Ginder, y querellante en juicios de lesa humanidad. En el sitio de las abuelas de Plaza de Mayo se de mayo se detalla que El 3 de diciembre de 1976, la pareja junto a su hija Mónica de catorce años, fue secuestrada en el domicilio que compartía con otros compañeros en la localidad de Melchor Romero, partido de La Plata. Catalina y Rubén fueron asesinados durante el operativo que estuvo a cargo de la Policía Federal, la Policía Provincial y el Ejército. Sus cuerpos ingresaron al cementerio de La Plata siendo sepultados como NN. Mónica sobrevivió al operativo y fue secuestrada. Por testimonios de sobrevivientes, pudo saberse que a fines de diciembre de 1976 se encontraba detenida en el CCD «Pozo de Arana». Hasta el 15 de enero de 1977, permaneció detenida en la Comisaría 5° de La Plata.

 

En mayo de 2009, en el marco de la Iniciativa Latinoamericana para la Identificación de Personas Desaparecidas llevada adelante por EAAF, Mónica fue identificada. El trabajo realizado permitió saber que los restos de la joven fueron inhumados como NN en una fosa común del cementerio de Avellaneda entre enero y febrero de 1977. Su familia pudo, de esta manera, conocer el destino final de Mónica. El 14 de octubre de 2009 sus restos fueron inhumados en el cementerio de Bahía Blanca. La pareja y su hija mayor fueron asesinados.

 

Escribe maria en su instagram «maria.giuffra Una escena que podría ser de cualquier película de terror. Pero es la vida real, la vida real de dos niñas: Mónica y Alejandra Santucho. Sólo Ale sale viva de esta historia. Y sí, es una historia de TERROR, pero real, se llamó TERRORISMO DE ESTADO. Y ese terror lo vivieron en carne propia, en su propio cuerpito, un montón de mis compañerxs.

Ese es el motivo por el cual sigo trabajando y hablando de estas historias, porque es necesario SABER para poder decir NUNCA MÁS.

.

Sé que hay una parte de la sociedad muy negacionista, también hay quiénes comparten esta historia y prefieren dejarla atrás, seguir con una vida más «liviana, superflua y olvidadiza», pues son elecciones de vida, la mía será siempre del lado del compromiso, nunca del lado cómplice del olvido.

.

Nosotrxs, yo como autora y testimoniante y mis compañerxs como testimoniantes, tomamos este compromiso con la vida, con nuestro presente y nuestra sociedad, porque estamos convencidxs de que el único modo de construir futuro, es conocer nuestra historia.

No guardamos egoístamente nuestras vivencias, las hacemos frente, con coraje, dolor y valentía para que toda persona SEPA qué fue la dictadura cívico militar argentina, y qué hizo con nosotrxs, lxs hijxs de los subversivxs, de los militantes populares a los que esta dictadura desapareció y escondió sus cuerpos.

.

Todo este libro, LA NIÑA COMUNISTA y EL NIÑO GUERRILLERO ⭐ @laninacomunista

Cuenta este pedazo de nuestra historia como sociedad y país desde el punto de vista de las niñas y niños que fuimos.

Memoria viva»

 

Leer

El libro esta disponible en librería sudestada, a través de mercado libre, crossover comic store, entre otras páginas de venta de libros on line, la gira por las provincias esta pensada y se anunciaría la llegada en estos meses

 

Redes sociales

La niña comunista

Libro La Niña Comunista y el Niño Guerrillero. UNA HISTORIETA SUBVERSIVA. 100% testimonial

@maria.giuffra facebook María Giuffra

Beca Creación @fnaargentinab 🇦🇷 se compra👇🏽 historieteca.tiendas.coop

 

La memoria

Se respira memoria en cada dibujo de esta fenomenal artista, hoy es necesario un país en donde se busque penar el negacionismo de aquellos que apoyan la dictadura este libro viene a darles una cachetada a los Videlistas a los que creen que hacer un meme sobre gente desaparecida y familias destruidas es inocente y no pasa nada, los dibujos vienen a recordarle a aquellos que se burlan de los 30.000 que aquí estamos, que somos muchos los zudos, los comunistas y los peronistas, que no pudieron borrarnos, que traspasamos generaciones y que nunca podrán eliminarnos, que les hacemos frente que no olvidamos y no perdonamos, que NUNCA MAS. Que al falcon le prendemos fuego y que las luchas no murieron, las banderas siguen y que la memoria no es tan solo acordarse sino el hacer diario, la ejecución de maravillosas obras llamadas ideas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here