Los policías torturadores fueron condenados por la justicia. Los cinco que aparecen en plena sesión de tortura en un video filmado en la comisaría 11, recibieron penas de entre 12 y 10 años.

El video difundido en el año 2012 mostraba había adquirido relevancia nacional y mostraba cómo en la comisaría 11ª de esa localidad, cinco uniformados torturaban a dos detenidos. Las imágenes constituyeron la principal prueba además del testimonio de los torturados. Sólo el que tomó las imágenes con su celular resultó condenado a 3 años por omisión de la denuncia: se trata de Roberto Augusto Barrionuevo.

El resto de los policías cumplirá prisión efectiva de entre 10 y 11 años. Se trata de los entonces policías Marcos Gordillo, Héctor Ramírez, Leonardo Serrano y Matías Cruz, quienes en algunos días entre septiembre y noviembre de 2011 fueron filmados durante 2 minutos y 45 segundos mientras someten a torturas a los dos detenidos.

“El fallo es ejemplar, no tanto por los montos de condena que fueron cercanos al pedido de la fiscalía y la querella (15 años), sino por considerar torturas a las torturas. Ahora resta al poder político considerar el caso como una práctica habitual y extensa, y no esperar a que se haga pública por una peleíta menor entre practicantes”, celebra la edición de hoy de Página 12.

“El video fue subido a Internet por Barrionuevo, después de un diferendo por dinero entre Gordillo, el policía que quedó más expuesto en las imágenes, y otro de apellido Arias, primo de Barrionuevo. En venganza, éste decidió subir el video en julio de 2012. La repercusión fue inmediata, el video se viralizó y ubicó a los seis policías, a la comisaría 11ª de General Güemes, a la policía y gobierno salteños, y a la Argentina en los ojos de todo el mundo, todos concentrados en unos pocos metros supuestamente “ciegos” del patio de torturas”, precisa el mismo diario.

El juicio a los seis imputados por torturas comenzó el 21 de marzo pasado. El fiscal Horacio Córdoba pidió 15 años para los cinco acusados de torturas y cuatro para el que filmó el video. El abogado querellante, Pedro García Castiella, pidió la misma cantidad y para Barrionuevo solicitó 3.

Ayer, la Sala III del tribunal condenó a 12 años a Gordillo, 11 a Ramírez, Serrano y Cruz, 10 a Ontiveros y 3 a Barrionuevo. Los seis fueron además inhabilitados en forma perpetua para el ejercicio de la función pública.

Los cinco con condena efectiva quedarán alojados en la cárcel de Villa Las Rosas, en la ciudad de Salta. El Estado, por otro lado, fue condenado al pago de una indemnización civil por un total de 110 mil pesos. El fallo no tiene rincones oscuros. Al Estado le costó apenas un gajo de la manzana, y estará atento a la aparición de nuevos sets de filmación.