La inflación de diciembre trepó al 3,8% y de esta manera el 2021 cerró con una suba acumulada del 50,9%, de acuerdo a los números oficiales que acaba de informar el Indec. El índice final quedó muy cerca del 53,8% con que se despidió Mauricio Macri del gobierno en 2019, pero con el agravante de que ahora el rebrote inflacionario se produce con las tarifas de los servicios públicos, el transporte y los combustibles congelados y el retraso del tipo de cambio oficial (en el año aumentó alrededor del 20%).

La inflación de 2021 fue la segunda más alta desde 1991 -el récord fue el de 2019- y fue impulsada básicamente por las subas en los alimentos -que acumularon un incremento en doce meses del 50,3 por ciento. Otros rubro con subas muy por encima del índice general fueron indumentaria, que cerró 2021 con un alza del 64,6%, y restaurantes y hoteles (65,4 por ciento).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here